Lunes, 12 de noviembre de 2018

Fuera de Foco

Aparecen narcolonas en vs Yunes Linares
Silvia Núñez Hernández

Columna Sin Nombre

¿Elecciones fraudulentas en el PAN de Veracruz?
Pablo Jair Ortega

Buenos Días Veracruz

El silencio del gobernador Yunes
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Rocío Nahle: a unos los engaña, a otros los provoca
Mussio Cárdenas Arellano

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada



Columna: Fuera de Foco

Jorge Morales Vázquez y Pérez Mendoza: perverso y su fiel “lamebotas”

Miércoles, 12 Septiembre 2018

El 2 de enero del 2015, es el día más triste para Jorge Sánchez Ordoñez, hijo del  periodista, Moisés Sánchez Cerezo. Hijo único, a quien le recayó todo el peso y la responsabilidad familiar al ser quien participara –junto con los colegas en todo el estado veracruzano- en las protestas para exigir la búsqueda y sobre todo, devolverlo sano y salvo. Desafortunadamente 22 días después de haber sido sacado de su domicilio por un comando armado, se localizó su cuerpo en un paraje ubicado cerca de Manlio Fabio Altamirano, rumbo a Soledad de Doblado. Ambos municipios controlados por el crimen y la delincuencia organizada. Zona, donde los delincuentes mantienen sus mansiones y en donde realizan las graves tropelías por ser conexión directa con el municipio de Medellín de Bravo, lugar donde era su lugar de origen del comunicador.

El pasado 02 de enero cumplió tres años y aún el dolor se encuentra reflejado en su rostro. Jorge Sánchez Ordoñez ha tenido que quitarse la timidez la cual le conocí, antes de ser vilmente zarandeado por el hoy prófugo de la justicia, Omar Cruz Pérez, a quien no se le ha visto nunca más. Este sujeto o es el mejor mago del mundo –pues sabe esconderse muy bien- o de plano ya se encuentra también junto con su querida mujer, a muchos miles de metros enterrado.

Siempre he considerado que la muerte de Moisés Sánchez Cerezo tenía intereses político más profundos. Curiosamente en ese tiempo, el hoy inquilino de Pacho Viejo, el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, se encontraba “muy interesado” en apoyar a Cruz Pérez y hasta en una ocasión montó un “chou” mediático en donde alertaba invertiría, quien sabe cuántos millones de pesos en una policía montada, equipamiento y además una fortalecida policía para que le diera servicio a los ciudadanos de aquella zona. Como todo evento político, los “apoyos” nunca llegaron, ni la policía, ni mucho menos los caballos. La zona quienes la conocemos, es una ruta muy utilizada e importante para el crimen organizado y el narcotráfico. Conecta y saca con mucha facilidad del norte, poniente y sur del estado. Bermúdez Zurita en su visita no vino a un evento político, vino a conocer la zona pues ahora se sabe su gran participación –que hasta se argumenta ahora era el jefe delincuencial- con dichos grupos ilegales.

Moisés Sánchez le pisó los callos a la gente mala. No sabemos si consciente o inconscientemente. Su muerte, obviamente la ordenó Omar Cruz Pérez, ex alcalde de Medellín de Bravo,  pero la instrucción tal vez pudo venir del propio Bermúdez Zurita. Alguien me comentó que se supo que cuando Cruz Pérez se quejó amargamente con Javier Duarte de Ochoa y Arturo Bermúdez Zurita sobre las evidenciadas públicas que le estaba haciendo Moisés Sánchez Cerezo y cómo  sus acciones están perjudicando “el negocio”, la respuesta fue: “Pues quítatelo de encima”. El resultado ya todos lo conocemos.

Jorge Sánchez Ordoñez admiraba a su padre. Para él, su muerte no puede quedar impune.  Se convirtió en un tema internacional, nacional y local obligado. Concedió entrevistas, viajó y tocó puertas para lograr hacer que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) atrajera el caso. No lo hizo, no lo dejó al amparo de la ley estatal, esa misma que lo ha atropellado una y otra vez.

Artículo 19 ha sido el protector aliado de Jorge Sánchez. La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) en ese entonces dirigido por Namiko Matzumoto Benítez –como secretaria ejecutiva- y Benita González Morales como presidenta del elefante blanco, no tuvieron más que conceder protocolos de protección para el hijo de Moisés Sánchez, su viuda y sus nietos. Además se le dizque otorgó protección de escoltas –dos- y además vigilancia permanente de otros dos policías quienes se encontrarían vigilando el domicilio las 24 horas también.

“El carro que otorgó la SSP para utilizaran los escoltas era una literal “carcacha”. Dos días andaba bien y 15 no. El problema era constante y además muy serio. Jorge Morales no pasó de mandar oficios pero jamás hizo algo más representativo en contra de la Téllez Marié quien desde que entró al poder, pretendió quitarme la vigilancia pero afortunadamente luego de tu intervención el titular –de los cuatro elementos que tenía- solo me dejó a los escoltas”

Jorge Sánchez advierte que Jorge Morales Vázquez jamás quiso actuar en contra de la SSP. Siempre buscó “solucionar” el problema para evitar contrariar el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié.

“Tuve que pagar taxis –que según Jorge Morales me devolvería el dinero pero no lo quiso después hacer- y de hecho llegamos en muchas ocasiones a vernos en la necesidad de andar en camiones (…) Todo esto no tan solo me estaban originando problemas económicos a mí, sino también a los escoltas del IPAX –que es una dependencia controlada por la SSP- pues su “jefe” no les pagaba sus pasajes y eso a ellos si les complicaba porque tenían que tomar hasta 10 camiones al día para poder acompañarme a mí y a mi madre con mis hijos hacer sus actividades (…) Decidí en tales circunstancias dejar que solo se dedicaran y concentraran a mi familia para intentar solucionar el problema, pero obviamente eso me ponía en riesgo”.

Al parecer Jaime Téllez Marié decidió quitarle la protección a Jorge Sánchez Ordoñez como otro muchos más familiares de periodistas asesinados, pues para él era más importante que ese personal se concentraran en protegerlo a él, a su esposa para que la lleven a su trabajo como secretaria en el ISSSTE de Díaz Mirón y a su hijo –quien continuamente visita el fraccionamiento Casas Díaz a visitar a la novia- que a las familias de los periodistas asesinados. Mientras que el secretario de Seguridad Pública y su familia anda fuertemente blindado, viola los extrañamientos judiciales emitidos por parte de la CEDH, advirtiendo que su protección es muy “costosa” para la SSP. Pero no lo es para protegerse a sí mismo y su familia.

La CEAPP a cargo de Jorge Morales –ese mismo que se rasgaba las vestiduras cuando Namiko Matzumoto Benítez ocupaba su cargo- se ha dedicado a ser un tapete más del hoy gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares. Tanto él como Ana Laura Pérez Mendoza y sus insulsos comisionados –que solo saben cobrar sus abultados sueldos pues jamás han movido un solo dedo dentro del elefante blanco- saben que a quienes deben de agradecer el puesto es a Yunes Linares y por ende a su gabinete, en el incluye al inoperante Téllez Marié  y al inútil, mediocre y absolutamente corrupto, Jorge Winckler Ortiz.

Jorge Morales Vázquez se convirtió en el operador de Miguel Ángel Yunes Linares. Su estrategia dentro de la CEAPP era fundamental, pues dentro de su puesto en los casos donde existía un asesinato o violencia en contra de un periodista, este encapsulaba, cercaba, bloqueaba a los demás periodistas a que no tuvieran acceso –solo los autorizados por él- con las víctimas y manipulaba con sus prensa oficial sobre la versión que se debía de manejar para criminalizar si el caso lo requería al periodista caído, a manera de que el gobernador en funciones no fuera “molestado” ni cuestionado por su falta de compromiso con el gremio.

Jorge Sánchez Ordoñez manifiesta: “Se convirtió en el operador azul. Intentando apaciguar a  los periodistas, ya sea con chayos (apoyos,  contratos o concediéndoles la impartición de un curso). Tras de ello varios periodistas “críticos” de Duarte, hoy se encuentran sedados ante el saqueo de Yunes. Por desgracia su “ego”, no le impidió convertirse en el esbirro de Yunes, al grado de emitir reconocimientos a la deficiente corporación SSP”.

Lo anterior citado por Sánchez Ordoñez, se refiere al reconocimiento que Jorge Morales Vázquez y Ana Laura Pérez Mendoza le hicieron en “sesión solemne” a Jaime Téllez Marié [SSP], Leticia Márquez de Yunes [DIF) y hasta la rectora de la máxima casa de estudios, Sara Ladrón de Guevara, por la “atención a la gestión y colaboración” que por parte de ellos han recibido.

También “reconoció” a los titulares de la Secretaría de Salud, al del Trabajo y Previsión Social, al del IMSS, a la del ISSSTE, al de PEMEX, en fin, la CEAPP convertida en un literal “besa manos”, en una conexión directa con los poderosos, mientras que en la realidad, Jorge Morales, su “lamebotas”, señora presidenta, Ana Laura Pérez Mendoza y sus grupo de vividores clasificados como comisionados, se dedican a patear, agredir, a pisotear y ordenar campañas de odio en contra de los periodistas críticos en el estado.  

“Jorge Morales al final nos quitó la protección (…) Hizo un reporte bastante leonino en donde utiliza todas y cada una de las irregularidades de la SSP para echarnos la culpa (…) Dijo que tanto yo como mi madre nos exponías continuamente al traer a los escoltas en camiones (…) Cuando eso sucedía porque el vehículo inservible de la SSP nos dejaba botados (…) Uno de los escoltas vivía en Medellín y siempre aprovechaba en darle “aventones” a su familia subiéndolos al carro (…) Jorge Morales dijo que nosotros subíamos gente al auto poniéndonos en riesgo (…) Hizo lo necesario para permitirle a Téllez Marié que finalmente nos quitaran la protección y luego, esto, los premia (…) Es una burla”.

Les dejo aquí el sentir de varios periodistas que han sido pisoteados, sobajados y hasta agredidos por secretario ejecutivo, Jorge Morales Vázquez y exponen lo que piensan de la CEAPP –que esperemos que Cuitláhuac García Jiménez considere las opiniones que en este trabajo se exponen-:

  • “La CEAPP no tiene independencia. Camina actualmente al “son” que le marca el gobierno de Yunes Linares (…) Por eso, las deficiencias que la caracterizan nunca han sido corregidas (…) Jorge Morales hace el trabajo que hacía cuando estaba Benita González (…) Descalifica a compañeros y los deja en la indefensión”.
  • “Pues creo que Jorge ha usado su cargo solo para hacerse tonto pues en los hechos no logró el cabildeo de ninguna iniciativa de ley en beneficio de los periodistas (…) Se la ha pasado usando el presupuesto de la CEAPP para hacer conferencias que no sirven de nada excepto para controlar o planchar a los reporteros críticos o que se decían críticos (…) Él y Ana Laura usan el presupuesto discrecionalmente y no apoyan a las familias de los reporteros que fueron asesinados o que tuvieron que irse (…) Creo que la ambición de Jorge lo hizo perder el piso respecto a velar por los intereses y protección de periodistas entre él y el trabajo de Namiko al frente de la CEAPP no ha existido ninguna diferencia”
  • “Yo creo que la CEAPP tuvo un buen inicio, muchas expectativas buenas (…) De hecho se hicieron cosas y se siguen haciendo algunas cosas buenas para algunos compañeros (…) Yo creo que con Jorge se perdió el sentido porque él es muy impositivo, no escucha, lamentablemente (…) Digo, Jorge es mi cuate pero lo tengo que decir (…) El trabajo de Ana Laura ha sido más mediador (…) Tomando en cuenta que no se puede hacer mucho al respeto porque es una instancia del mismo gobierno estatal (…) Podría ser también como una institución de control hacia los periodistas (…) Como te digo, en un inicio tuvieron muchas expectativas; después ya nos fuimos dando cuenta como por donde iba (…) Hoy en día creo es un organismo o una institución que no representa a la mayoría de los periodistas; de las reporteras y reporteros, que han dejado de creer en esta institución (…) Yo creo que debería de haber una restructuración del mismo, si es que se diera (…) Digo tampoco funcionan mucho, ya vemos el mecanismo federal no funciona, si otras instancias tampoco funcionan, tampoco podemos esperar mucho de la CEAPP que de alguna manera es controlada también por el gobierno del estado”.
  • “La CEAPP es un proyecto creado, en su esencia, con excelente intención. Para apoyar a los periodistas y, considero que también debe estar liderado por periodistas. El problema es que se politizó para beneficio personal y político. Por qué (…) De intenciones no se vive (…) Duarte la sostuvo para elevar su ego ubicando en esos puestos, con salarios altos, a periodistas a modo, ubicados en medios de comunicación con proyección para amortiguar, de una u otra forma, golpes mediáticos (…) Sin embargo, la realidad es que para lo que fue creada no ha funcionado: apoyar periodística, humana y legalmente al periodista (…) Ha resultado, pues un elefanta blanco creado para aumentar el ego del gobernante en turno y, por supuesto, tergiversar la labor periodística (…) Por qué esto último: porque quien es funcionario, éticamente no debe alternar su labor pública con la periodística. Estarían, como bien dices, siendo juez y parte y eso crea tendencia en el periodismo que debe ser objetivo (…) Jorge Morales y Ana Laura Pérez, son tipos a modo, ambos con clara tendencia al Yunismo. Uno, Jorge, absorbido porque habría sido crítico de Javier Duarte y a la otra, Ana Laura, se le agrega estar ubicada en el periódico de mayor circulación. Insisto, con tendencia muy clara hacia el yunismo (…) Luego entonces, la labor objetiva y sin tendencia, como debe ser la CEAPP, está echada al traste (…) No sirve el organismo. Si hay apoyo, pero solo para quienes ordene el gobernador en turno”.
  • “Jorge me acuerdo que hacía reportes mensuales de gastos, era lo mejorcito que había, pero lo perdimos (…) Ana Laura solo es un títere de Yunes (…) Habría que transformar a la CEAPP si presenta por lo menos buenos resultados en estos dos años; si no, desaparecerla, que dudo que lo haga Cuit”
Valora este artículo
(1 Voto)
Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz