Sábado, 17 de noviembre de 2018

Fuera de Foco

Yunes y su prisa por irse de Veracruz
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

El silencio del gobernador Yunes
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Rocío Nahle: a unos los engaña, a otros los provoca
Mussio Cárdenas Arellano

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada



Columna: Fuera de Foco

Yunes Linares y Alonso Morelli, depredadores de la Reserva Ecológica ‘Arroyo Moreno’

Lunes, 22 Octubre 2018
Yunes Linares y Alonso Morelli, depredadores de la Reserva Ecológica ‘Arroyo Moreno’ Silvia Núñez Hernández

El gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares lo podemos considerar como un cáncer político concentrado de todos los malos políticos que ha tenido el estado. Un hombre que afortunadamente para los veracruzanos solo estuvo en el poder dos años. Un hombre que en tan corto tiempo, ha causado un daño más irreversible, estridente y contundente, que el que originaron Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa pues ha estos nunca se los ocurrió privatizar los recursos naturales. Un sujeto sin escrúpulos, misógino y además, que no se toca el corazón con aplastar a quien se cruce en sus malsanos objetivos. 

Este sujeto, en tan sólo dos años, logró impulsar “negocios” personales [como la privatización del agua en Boca del Río], endeudó más al estado de lo que ya estaba y además, desvió a través de la Secretaría de Obras Públicas [amparado por Julen Rementería del Puerto] dinero del erario que actualmente detectó el SAT a través de empresas fantasmas. Habla de ‘honorabilidad’, cuando realmente solo conoce la palabra y no sabe realmente su significado y mucho menos aplicarlo. En su persona no existe, no hay cabida para ese valor moral. 

Yunes Linares no tiene “llenadera”. Un hombre pobre y despreciable que solo conoce el valor del dinero, pues lamentablemente él –junto con toda su familia-  no conoce la ética, no conoce la dignidad, no conoce la moral interna que llevamos cada uno de los seres humanos equilibrados. 

Le presentaré un caso sumamente alarmante. Que esperemos que las Asociaciones Civiles ambientales hagan lo propio para impedir que ésta depredación en la zona conocida como Reserva Ecológica de la zona de manglares, no sea devastada y privatizada como el gobernador y el alcalde de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, pretenden. 

La historia y la denuncia 

Carlos Alberto Butrón Valenzuela, es regidor décimo del ayuntamiento de Boca del Río, con las comisiones de Ecología y Medio Ambiente e Impulso a la Juventud, denunció que en meses anteriores, en sesión extraordinaria de cabildo con fecha del 9 de julio del 2018, les pasaron un comodato que supuestamente habrían firmado ejidatarios asentados en la zona de manglares, dónde supuestamente permitían al ayuntamiento de Boca del Río el uso, goce y disfrute de la ejecución y explotación a 60 años, de las parcelas ubicadas en el área Natural Protegida. 

Indicó que dicha zona concentra la propiedad de alrededor 29 ejidatarios; pero la “anuencia” para explotar dicha área, solo la signaban ocho, “Como te puedes dar cuenta, ni siquiera son la mayoría (…) Pero de esos pocos que firmaron, es importante decir que cuatro de ellos, aun no han concluido la sucesión testamentaria, porque los titulares de los propiedades fallecieron (…) Es decir, están intestadas, por lo tanto, dichas personas no pueden decidir sobre dichas propiedades”.

El 9 de julio fue desastroso para la zona de manglares, pues el cabildo aprobó por mayoría la sucesión de derechos a favor del ayuntamiento de Boca del Río, acto absolutamente ventajoso y a favor de la depredación y explotación de una Reserva Ecológica que beneficia no tan sólo para los habitantes de los ejidos y del municipio de Boca del Río, sino también a ciudadanos de los municipios de Alvarado, Jamapa, Medellín de Bravo y Veracruz. 

Butrón Valenzuela indicó que los regidores que votaron a favor, fueron “sensabilizados” para tomar como contundente ese comodato firmado por esos ocho ejidatarios que “aprobaron” ilegalmente –pues jamás consideraron a los 21 restantes- el proyecto denominado por la Secretaría del Medio Ambiente como “Recuperación del espacio Natural Protegido ‘Arroyo Moreno’ para mejorar su funcionamiento ecosistémico y fortalecer el compromiso social en la conservación y cuidado del medio ambiente, en el municipio de Boca del Río”.

Los ejidatarios fueron engañados por el alcalde de boqueño, Humberto Alonso Morelli, luego de que éste, les “sacó” la anuencia, con la mentira de que estos serían ‘socios’ del municipio del proyecto ambicioso en el que al parecer el aún gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares se encuentra muy interesado con que quede autorizado antes de que deje la administración.

“Luego de haberme negado a votar por ese proyecto, el cual les regresé tres veces y que Sergio Muñoz Colina en vez de corregir lo que los investigadores de universidades a los que les pedí lo revisarán, este siempre me regresaba el proyecto escrito con uno nuevo (…) Nunca corrigió, cada vez que me lo devolvía me presentaba un nuevo proyecto con más artículos y tenía que volver a regresarlo a las universidades para su revisión”, acusó el edil.

Al descubrir que fueron literalmente engañados y burlados por el presidente municipal boqueño, los ejidatarios y propietarios de las parcelas 47, 36, 29, 40, 66, 74, 71, 18, 79, 26, 21, 48, 62 y 78 entregaron a la presidencia de Alonso Morelli, el pasado 10 de octubre un escrito en dónde expresan lo siguiente: 

“Manifestamos a usted respetuosamente que con relación al comodato para que usted realice trabajos en nuestras parcelas arriba mencionadas, expresamos nuestra inconformidad, ya que, no se nos explico con claridad que querían hacer (…) En nuestro carácter de campesinos, adolecemos de la preparación para interpretar los documentos que nos hicieron firmar y por lo tanto, con fundamento en la constitución política de los estados unidos mexicanos, no permitieron hacer uso de nuestro derecho de asistencia de una persona preparada para la revisión del comodato que desde el mes de enero nos dijo que nos iba a ser llegar y nunca lo hizo, por lo que nos inconformamos y desconocemos el documento que firmamos ya que nuestra firma la obtuvieron bajo presión POR LA DIRECCION DE ASUNTOS JURIDICOS, con engaños y que iba a ser para la documentación del notario No 10 Lic. Leopoldo Domínguez Armengual y notario adscrito por la dirección de asuntos jurídicos, y por estar brechado y limpiando en Nuestras parcelas sin contar con la Manifestación de Impacto Ambiental otorgada por la semarnat por lo cual nos deslindamos de estos trabajos que vienen realizando (sic)”. [Errores ortográficos provenientes del documento original]

En el escrito, viene las firmas de los ejidatarios, que a decir del regidor décimo, Butrón Valenzuela, fueron engañados tanto por el alcalde de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, el director del Medio Ambiente, Sergio Muñoz Colina y el área jurídica del ayuntamiento.

Reitero, indicó el regidor quien se dice preocupado e indignado por la manera y forma que se están haciendo las cosas, “En la relación de ejidatarios entregada el día que se realizó la Décimo Quinta Sesión Extraordinaria de Cabildo del 09 de julio a los regidores, cuatro de los que supuestamente firmaron el comodato en beneficio del municipio, no son siquiera los propietarios legales y solo son adjudicatarios, pues aun no consiguen la propiedad de dichos ejidos, luego de que sus verdaderos dueños, murieron. Es decir, el alcalde de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, por medio de presión y aprovechándose de la ignorancia de un pequeño grupo de ejidatarios e ignorando a la mayoría de los propietarios y además, en contubernio con la titular de la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA), Mariana Aguilar López, quien autorizó una obra sin contar con el estudio de Impacto Ambiental (…) Así lanzaron la convocatoria de licitación con número LPE-124T00000-003-18 para iniciar las obras de “limpieza” –depredación de fauna y flora- pese a la negativa de los ejidatarios de la zona”. 

En dicha licitación estatal establece los requisitos que deben de cubrir las empresas y además expone que aquella que gané la participación al proyecto, se le pagará el 30 por ciento, recurso que la SEDEMA cuenta, luego de que dicho presupuesto es obtenido de los cargos a los refrendos originados a la “recaudación” de la venta de engomados de verificación vehicular durante el ejercicio fiscal del 2017. Dicho dinero será utilizado para la “limpieza” del lugar [depredación de los manglares], actividad que ya se encuentra realizando el municipio en la Reserva Ecológica.

“Los ejidatarios desconocían que la comodato que le firmaron al ayuntamiento es por 60 años (…) Ellos estaban apoyando el proyecto, porque les prometieron hacerlos socios de lo que pretenden construir allí (…) Lo que pretenden construir es un parque tipo Xcaret que se encuentra en el estado de Yucatán (…) Un área recreativa (…) A los ejidatarios los están excluyendo, pues lo podemos ver en la licitación que salió por parte de la SEDEMA, la cual está muy amañada. Con muchos vicios, donde están favoreciendo a la constructora que llevó a cabo el Foro Boca (…) Además de otras construcciones que ha hecho en “beneficio” para Boca del Río”, explicó Carlos Butrón.

Comentó que tanto el alcalde como el director de Medio Ambiente, les prometieron que serían ‘socios’ y por 20 años, pero que en los primeros 15 años, que nadie iba a ganar ningún recursos económico, pues primero se tenía que recuperar lo invertido. “La cuestión es que los ejidatarios al conocer realmente que el comodato que pretenden llevar a cabo, es de 60 años y que realmente a ellos no le darían ningún tipo de ganancias por explotar sus tierras”.

El regidor décimo, dice que los ejidatarios se sienten timados, porque las autoridades municipales y la SEDEMA, los empezaron excluir de las reuniones que ellos realizaban y según su sentir, en su desesperación de lograr obtener recursos de sus parcelas y por no haberse asesorado, finalmente ellos se dejaron engañar.

“Me da tristeza porque son familias que por muchos años (…) Ya una generación falleció sin poder gozar de sus tierras, hoy en la segunda generación continúan tratando de lograr “algo” (…) Por hecho de estar en una poligonal de área protegida simplemente no van a poder construir, no van a poder vender (…) Yo creo que la forma más amable de que ellos se vean beneficiados es la creación de UMAS (…) UMAS que dediquen a la reproducción y reinserción de especies endémicas del lugar (…) Eso es amable con el medio ambiente y beneficio para la ciudadanía y permitiría una derrama económica”.

Este proyecto ambicioso es un anuncio que realizó realmente el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares y que está siendo “promovido” por la Secretaría del Medio Ambiente y el ayuntamiento de Boca del Río, pero en el cual, para ‘impulsarlo’ han violado los protocolos ambientales.

“Es proyecto que no hicieron estudio de impacto ambiental, y pese a ello, la zona ya está siendo depredada (…) Hace 10 días, fui a hacer un recorrido con mi equipo y notamos, que ya hicieron varios senderos (…) Nos internamos y caminamos entre el manglar con el lodo a casi 20 centímetros de profundidad y vimos que derramaron muchos raíces de mangle y los mismos arboles de mangle (…) Recuerden que el mangle está protegido y el alcalde de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, ordenó ya la destrucción de esa zona”.

Su importancia

Desde 1999, la zona de manglares de Arroyo Moreno, fue declarada como Reserva Protegida por su importante función ecológica. El manglar es el único pulmón arbóreo natural no tan solo para el municipio de Boca del Río, sino también para las cabeceras municipales de Jamapa, Medellín de Bravo, Veracruz y Alvarado. No existe ninguna otra extensión de bosque aledaña a esta gran mancha urbana, de modo que prevalece con muchas de sus funciones ecológicas y es un gran viaducto que se conecta a su vez, con la otra Reserva Ecológica también protegida denominada Tembladeras.

Su depredación, no tan sólo implicaría la devastación de este importante respirador natural, sino también, perjudicaría con la matanza de un sin número de especies de plantas, aves, mamíferos y crustáceos que habitan en los manglares. Es decir, el acto es un verdadero y alarmante ecocidio.

Además, Alonso Morelli y la SEDEMA, estarían incurriendo delitos federales pues la mayoría de las especies de flora y fauna que habitan en los manglares, se encuentran protegidas por las leyes mexicanas bajo diferentes categorías, luego de que están en peligro extinción como es la golondrina canadiense, el tecolotito abajeño y el oso hormiguero; como también, la iguana negra y la aguililla de cola roja, todas estás se encuentran bajo la categoría de protección especial. https://www.uv.mx/cienciauv/blog/arroyomorenomanglarciudad/ 

De acuerdo a la ley de la Procuraduría Federal de Protección de Delitos Ambientales (PROFEPA) dentro de su artículo 414, establece que se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y de trescientos a tres mil días multa al que ilícitamente, o sin aplicar las medidas de prevención o seguridad, realice actividades de producción, almacenamiento, tráfico, importación o exportación, transporte, abandono, desecho, descarga, o realice cualquier otra actividad con sustancias consideradas peligrosas por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables, radioactivas u otras análogas, lo ordene o autorice, que cause un daño a los recursos naturales, a la flora, a la fauna, a los ecosistemas, a la calidad del agua, al suelo, al subsuelo o al ambiente.

En el caso de que las actividades a que se refieren los párrafos anteriores, se lleven a cabo en un área natural protegida, la pena de prisión se incrementará hasta en tres años y la pena económica hasta en mil días multa, a excepción de las actividades realizadas con sustancias agotadoras de la capa de ozono.

Fotografías y videos realizados por parte del equipo de la Regiduría Décima del ayuntamiento de Boca del Río, hace constar de la forma que el director del Medio Ambiente, Sergio Muñoz Colina por órdenes del alcalde boqueño, Humberto Alonso Morelli, se encuentra depredando la Reserva Ecológica, pese a no contar legalmente con los permisos necesarios para ello, ni con el estudio de impacto ambiental. 

“Se encuentran cortando raíces de mangle y mangle en si” acusa el edil boqueño, por ello, envío el 11 de octubre del 2018 a la PROFEPA, con atención al delegado estatal de la misma, Diego Cobo Terrazas y recibido el mismo día en la oficialía de partes a las 13:00 horas un escrito tipo denuncia de lo que se encuentra padeciendo la reserva ecológica. En la denuncia el regidor explica a detalle las implicaciones ambientales en el que el alcalde de Boca del Río está infringiendo y además detalla la pésima actuación de la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Mariana Aguilar Pérez, quien se encuentra amparando todas y cada una de los delitos ambientales que el presidente municipal está incurriendo en su afán de impulsar el proyecto ambicioso –para ellos- denominado “Recuperación del espacio Natural Protegido ‘Arroyo Moreno’ para mejorar su funcionamiento ecosistémico y fortalecer el compromiso social en la conservación y cuidado del medio ambiente, en el municipio de Boca del Río”.

Bajo el oficio No. PFPA/36.1/8C.17.4/0722/18 expedido el 12 de octubre del 2018 y firmado por el delegado de la PROFEPA en el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, C. Diego Cobo Terrazas, le da respuesta de manera inmediata al regidor Décimo del ayuntamiento de Boca del Río, Carlos Alberto Butrón Valenzuela expresando lo siguiente: 

“Me refiero a lo citado en su escrito del 11 de octubre del año en curso y recibido en la Procuraduría, el día 12 de octubre del año en curso, sobre el particular le informo a usted que arroyo moreno es una ANP de competencia estatal, con una superficie decretada de 287-09-05 hectáreas, incluidas la poligonal envolvente en la declaratoria del 25 de noviembre del 1999, bajo la modalidad estatal de zona sujeta a conservación ecológica (gobierno del estado de Veracruz, 1999). De donde cualquier otra actividad realizada dentro de dicha área NO considerada de conservación ecológica, constituye a una infracción a la legislación ambiental (…) De igual forma comunico que las obras a realizarse dentro de la misma deben de ser acordes al Plan de Manejo de dicha ANP. En ese tenor en su escrito no se citan hechos que constituyan infracciones a la legislación ambiental que impulsen nuestro actuar (…) No omitiendo citar que para el caso que se presenten obras y actividades contrarias a la legislación, ámbito de la competencia federal se actuara conforme a derecho”.

Carlos Butrón, consideró la respuesta del delegado estatal de la PROFEPA como una omisión de sus funciones, luego de que las zonas consideradas como Reservas Ecológicas, son vigiladas por parte de la autoridad federal y se observa luego entonces, una indignante complicidad del funcionario federal en el estado con el gobierno del estado, la SEDEMA y con el ayuntamiento de Boca del Río para impulsar la privatización de un importante bastión de la naturaleza para explotarlo a través de la privatización a 60 años.

Las inundaciones que se han registrado en la conurbación veracruzana serán recurrentes, situación que padecerán muchos ciudadanos que habitan en el corredor metropolitano. La primera obra próxima a realizar por parte del alcalde de Boca del Río, es la instalación de un muro para impedir el paso de las personas al área que será comercializada y que provocará que el tránsito tanto del agua, la flora y la fauna, se vea impedida, originando que los asentamientos humanos de mencionados municipios, se vean perjudicados con inundaciones severas al limitada la circulación del agua.

Al parecer el alcalde de Boca del Río, el gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y la SEDEMA, no tan sólo le robarán a los propietarios sus parcelas con el supuesto comodato que signaron ocho personas por medio de engaños y promesas de un total de 29 ejidatarios; sino también  van originar daños irreversibles al medio ambiente pues de acuerdo a la denuncia del regidor décimo, ya están destruyendo las áreas naturales y van a instalar planchas de concreto abonando al cambio climático que se vive en el mundo. La depredación de los manglares –pese a que ésta vegetación está protegida por la legislación federal- está siendo devastada de manera ilegal y clandestina.

Links consultables:

http://www.profepa.gob.mx/innovaportal/v/535/1/mx/delitos_ambientales.html

http://repositorio.veracruz.gob.mx/medioambiente/wp-content/uploads/sites/9/2018/10/Acta-apertura-Arroyo-Moreno-02-18.pdf

http://repositorio.veracruz.gob.mx/medioambiente/wp-content/uploads/sites/9/2018/08/ACTA-DE-LA-JUNTA-DE-ACLARACIONES-ARROYO-MORENO.pdf

       

          

        

       

 

Valora este artículo
(0 votos)
Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz