Martes, 11 de diciembre de 2018

Fuera de Foco

SESVER deja sin insulina al sector salud
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

El silencio del gobernador Yunes
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Cuitláhuac y los duartistas: la Cuarta Liberación
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

México en manos de delincuencia organizada
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada



Columna: Fuera de Foco

La 4ª Transformación comienza en nosotros

Sábado, 01 Diciembre 2018
Gobernador, Cuitláhuac García Jiménez. Gobernador, Cuitláhuac García Jiménez. Internet

 

No pienso que las cosas vayan a cambiar drásticamente en el estado de Veracruz, por haber ganado Morena y por ende Cuitláhuac García Jiménez la gubernartura del estado. Por ello la declaratoria de Crisis por Violación de Derechos Humanos en Materia de Desaparición del ya ejecutivo estatal como parte de su discurso en su toma de protesta.

La violencia en la entidad, está en el punto más caótico. Imparable. Lo que inició con Fidel Herrera Beltrán, prevaleció y se mantuvo con Javier Duarte de Ochoa y se incrementó con el ya ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares; que en dos años, dejó a Veracruz en un verdadero campo minado. Un estado pobre, con un mundo de empresas fantasmas para enriquecerse a manos llenas, pero las reales, él mismo las llevó a la quiebra –por no pagarles- y el otro tanto, el crimen organizado que les cobraba derecho de piso y si no terminaban “curiosamente” incendiadas.

Componerle el rumbo a Veracruz puede llevar años. Por ello, es de risa ver a la prensa azul despotricar en la redes sociales en contra del morenismo. Critican lo que aplaudieron.

Critican minucias circunstanciales, como que Cuitláhuac García tomó protesta antes de la media noche ante el pleno. Mientras que a Fidel Herrera, a Javier Duarte y a Yunes Linares, le perdonaban las atroces muertes que ocurrían diariamente en el estado; le perdonaron que su dirigente estatal y sus colaboradores cercanos, hayan convertido su paso en el puesto para robar a través de empresas fantasmas y no tan sólo le perdonaron las muertes de colegas, sino hasta coadyuvaron por el dinero que Yunes Linares le arrojaba al suelo, a calumniar las memorias de esos muertos.

La decisión que el pueblo de Veracruz tomó, fue con la finalidad de demostrar que ni Fidel, ni Duarte ni el “todopoderoso” Yunes Linares, pueden con su gente. El veracruzano no sabe si se volvió a equivocar con el gobierno de la 4ª. Transformación, pero al menos mantiene una esperanza de componer lo que con el Partido Revolucionario Institucional y el Yunismo –porque ni siquiera podemos decir el PAN- se había perdido.

Los cambios si es que existirán, se verán viendo con el transcurso del 2019. Pero ese cambio, debe de ser de todos. Si queremos que en realidad la corrupción pare, tenemos que dejar de fluir en nuestro propio contexto. Si queremos que las calles luzcan limpias, si queremos que no haya perros abandonados; si queremos que se termine la corrupción; pues deja de tirar basura en la vía pública, esteriliza a tus mascotas para evitar la proliferación de animales y no compres animales de raza y no des “mordidas” en los juzgados, a los oficiales de Tránsito, a los policías.

La expectativa es mucha, la necesidad es una cruda realidad pero la esperanza es más. Al final, los veracruzanos abortaron nuevamente un gobierno lleno de corrupción, un gobierno soberbio, un gobierno que pretendía hacer su paso en el poder, un negocio familiar. Solo queda uno, se quedó solo y hay muchas voces que advierten que terminará renunciando para poner tierra de por medio junto con su padre, su violentada madre, hermanos, esposa, cuñadas e hijos. El costo político que originaron es fuerte y tal vez haya mucha de verdad de esa versión.

En lo personal, no tengo una bola de cristal para saber el futuro que le depara a Veracruz. Es incierto. Pero lo que si tengo plena seguridad, es que como ciudadana me encontraba harta. La falta de respeto a la labor periodística por parte de los yunistas era ya insufrible.

En conclusión, celebro que ya se fueron, solo resta sacar a uno del municipio de Veracruz.

Valora este artículo
(2 votos)
Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz