Jueves, 5 de agosto de 2021

Columna Sin Nombre

Los enfermitos
Pablo Jair Ortega

Buenos Días Veracruz

La gota que derramo el vaso
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Veracruz: la quiebra inducida del Poder Judicial
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

México en manos de delincuencia organizada
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada



Columna: Fuera de Foco

Con más pena que gloria, se va Diana Santiago Huesca de la Delegación Regional de la SEV

Lunes, 01 Marzo 2021
Diana Santiago Huesca, ex  titular de la Delegación Regional de la SEV Diana Santiago Huesca, ex titular de la Delegación Regional de la SEV Internet

Considero que una de las peores situaciones que he padecido, en mis 18 años de laborar para la Secretaría de Educación Veracruz (antes de Cultura), es haber tenido la mala fortuna de conocer la polución humana concentrada en una sola persona. Y no es exagerar, en verdad, es impresionante lo que puede hacer un individuo con severos complejos de inferioridad, en contra de quienes están a sus órdenes. 

Diana Santiago Huesca, como delegada regional Veracruz, de la SEV, siempre impulsó un relevante odio en contra de los trabajadores y más, cuando el empleado era de su mismo género. Son muy notorios sus desajustes emocionales. Las cosas más indignantes que esta servidora pública, eran más crudas e indignantes, si su víctima era mujer. Lo que viví fue parte de las estadísticas de lo que padecimos principalmente las mujeres por parte de la entonces delegada. Historias hay muchas, pero el miedo a esta señora siempre originaron que todas las compañeras víctimadas, prefirieran el silencio, por sus constantes amenazas. 

En tono de burla, la hoy ex delegada envió un oficio a los jefes de oficina, donde anuncia que se va como delegada. El oficio tiene fecha del 26 de febrero del 2021 y advierte “Estimados compañeros: Hoy culmina una etapa más de mi vida profesional, ha sido un honor compartir con todos ustedes este hermoso trabajo que llevo en mi corazón (…) Me voy como delegada, pero eso no quiere decir que me olvido de los compromisos asumidos con ustedes, el más importante, que regresen a la sede de Negrete, no se me olvido y tienen mi palabra de que regresen a la Delegación renovada (…)”. Delegación de Negrete, al cual después de dos años de habernos sacado, apenas recordó que nos violentó al hacerlo. Además, jamás gestionó ni un solo  “brochazo” de pintura. Afortunadamente ya se fue, y juro que nadie de los que trabajamos en la Delegación Regional de la SEV, la extrañaremos. Ni a quienes mantuvo como jefes de oficina sin tener los estudios ni perfil para dicho cargo; ni ellos llorarán por su partida. 

 

La experiencia nadie me la contó. Desafortunadamente la padecí en carne propia. Desde el día uno que esta señora despachó en la delegación (quién le encanta que le digan “maestra”) mostró el cobre. El primer acto, fue enviarme (sin tener nombramientos) a los “administradores” de la dependencia para exigirme les diera mi escritorio, silla y archivero, porque “alguien” le había dicho, que yo no hacia nada. Ese “alguien”, era quien funge actualmente como jefe de imagen y difusión, Haydee Odette Salgado Cortés y a la que se ha dedicado a “grillar” a todo aquel que tenga más capacidad que ella y pueda quitarle la posibilidad de dirigir con más pericia, dicha jefatura. Una servidora compartía funciones dentro del área con ella. Realizaba encargos especiales, pues al ser periodista, mantenía un contacto amplio con la prensa veracruzana. Pero al parecer eso le preocupaba a Odette, pues no reparó en grillarme constantemente y hasta filtraba información a medios y luego me culpaba. 

Otro de sus constantes ataques de Diana Santiago Huesca, era el de cobrarme ilegalmente supuestas faltas que cometí en administraciones pasadas (dos años atrás) donde me retenía la mitad de mi salario. Cobardemente argumentó que no era ella, cuando una servidora conoce (por haber sido parte de un equipo cercano a los delegados en administraciones pasadas) que quién emite los descuentos al personal a su cargo, es el delegado. No me lo hizo una sola ocasión, me lo hizo en varias (pese a que demostré con la Ley Federal del Trabajo en mano, que ese acto era ilegal, pues un patrón tiene sólo 30 días para descontar faltas), solicité a través de oficios al Secretario de Educación Veracruz, Zenyazen Escobar García, la devolución de esos descuentos, pero jamás ese dinero me fue rembolsado y literalmente me robaron aproximadamente seis mil pesos. 

Santiago Huesca, por la “grilla” de Odette, me sacó del área de prensa y me envió al área de Estadísticas (área que desconocía en su totalidad por ser comunicóloga) y me congeló laboralmente. Mes con mes, pasaba el concentrado de productividad de cada trabajador a las diversas jefaturas (no era el único trabajador con congelamiento laboral) donde aprovechaba para demostrar a las autoridades educativas sobre nuestra “incapacidad” laboral y amenazar hasta con quitarnos nuestra plaza (de hecho juró que me la quitaría aunque fuera lo último que hiciera). Mes con mes, registré en dichas hojas, que mi falta de productividad correspondía al hostigamiento, acoso y abuso de autoridad hacia mi persona de parte de la delegada. Hojas signadas, que tenía que enviar a oficinas centrales y que posteriormente como respuesta de su intolerante actitud, originaban una campaña de agresiones de parte de sus incondicionales, al sentirse evidenciada. 

La “intentona” no les funcionó y el repudio de la señora delegada se fue incrementando hasta el grado de exhibirme públicamente en las reuniones generales que realizaba en los pasillos de la delegación en Negrete con todo el personal. Derivado de que “alguien” filtraba a la prensa datos (que una servidora no tenía acceso) para golpetear a su jefa y posteriormente, le decía que todo lo filtraba a los medios, como muestra de mi repudio. La falta de criterio de Diana Santiago Huesca y la forma como Odette la manipulaba a su conveniencia, la hizo acusarme públicamente en una reunión con todos los trabajadores, que todas las filtraciones a la prensa tenían nombre y apellido, y se llamaba Silvia Núñez Hernández. Todas esas acciones me originaron hasta enfermedades, al grado que terminaba en el doctor por la impotencia de no poder defenderme en el momento. 

Este acto llenó el vaso de agua y me orilló a hacer lo que jamás imaginé haría en contra de un delegado regional. Interponer una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por el absurdo acoso de la que fui objeto por esta mujer. Investgándola, encontré mucha información de su negro historial. Donde la traición, es parte de sus actos deshonestos. Existe un dato que me llamó mucho la atención. Es cuando me pude percatar de que la señora tiene un grave descontrol psicológico que en verdad, la hace ser muy peligrosa. 

En información que encontré en diversos portales informativos. Encontré un hecho que ocurrió cuando ella fungía como coordinadora de asesores en la administración de Américo Zúñiga, alcalde de Xalapa (a quien traicionó y comploteó, al final, él terminó corriéndola). Era el 24 de septiembre del 2014, cuando la funcionaria (Diana Santiago Huesca) decide, derivado de un bloqueo (por su prepotencia e influyentismo) meterse en sentido contrario en la calle Revolución de la ciudad capital. En el acto, una oficial de tránsito de nombre Consuelo del Carmen Olivares Mateos la detuvo para infraccionarla. Santiago Huesca comenzó amenazarla con “no sabes con quién te estás metiendo” y ante la negativa de la oficial de tránsito de no infraccionarla, le aventó la camioneta, la atropelló y arrastró unos cuantos metros. Como la cobarde que es, huyó del lugar, dejando la mujer tirada. La oficial de tránsito resultó con lesiones leves, y fue auxiliada por sus compañeros. Y la denuncia fue hecha ante la opinión pública. Lo interesante de este acto y descontrol de la señora, es que esto es muestra fiel de la falta de claridad y criterio, como además de ser empática hacia la condición humana. El hecho es que, con la intención de salirse con la suya siempre, es capaz de atentar contra la integridad de un ser humano sin el mínimo remordimiento. Con este acto, demuestra el daño psicológico (psicópata) que mantiene, la convierte en una  verdadera amenaza para las personas que ella considera no valen nada. https://veracruz.quadratin.com.mx/Funcionaria-xalapena-es-acusada-de-atropellar-agente-de-Transito/ 

Es por ello, que derivado de todo esto, interpuse una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la cuál ingresó con el número de expediente CEDH/1VG/VER/0875/2019 y procedió la recomendación número 06/2021 en contra de la Secretaría de Educación Veracruz, expedida el pasado 08 de febrero del 2021, con el número de oficio CEDHV/DSC/0188/2021, al haberse acreditado la violación al derecho a la integridad personal. 

Los atropellos fueron demasiados, que cuesta trabajo hasta seleccionarlos entre tanta penosa y lastimosa actitud de una mujer, que jamás hizo nada por la delegación, pues era hasta raro su presencia ahí, pues siempre andaba en “campaña” para prepararse al próximo brinco que daría (hoy le interesa una diputación) y continuar pegada a la ubre. 

El único beneficio que realmente considero nos queda a todos los trabajadores adscritos a la delegación regional de la SEV, es que ya no tendremos que estarla padeciendo ni soportando. Y que se llevará a todos sus aviadores y además los más de 30 empleados de confianza que metió a la delegación y a quienes utilizaba para hostigar al personal de base.

 Ya podré hablar libremente por teléfono sin que me lo intervengan, cometiendo un delito federal, como lo hizo, cuando presentó las supuestas “pruebas” en mi contra a la CEDH, donde entregó copias de conversaciones personales con colegas periodistas, sacados desde mi propio celular. En su alegato desesperado, quería demostrar que no me violentaba laboralmente, y al final, terminó aceptando todo lo que una servidora la acusaba. Hoy le deja la “bronca” a la SEV. Es por ello, que decidí evidenciarla públicamente, para que el ciudadano conozca el tipo de persona que estará en una posición política, si logra postularse en una diputación. Es un ser, verdaderamente retorcido y narcicista.

ANEXO COPIA DEL OFICIO QUE REALICÉ A LA CEDH, como respuesta ante las acusaciones que responde Diana Santiago Huesca, con relación a sus atropellos, me perpetra otros.

 

Veracruz, Ver., 06 de marzo del 2020

ASUNTO: Denuncia en contra de Diana Santiago Huesca, Delegada Regional de la SEV

 

Relatoría de hechos 

Derivado de la queja que interpuse ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en el 2019, donde fui vehículo de actos hostiles, de acoso y de congelamiento laboral por parte de la delegada regional de la SEV, Diana Santiago Huesca, hechos que me orillaron a interponer una queja ante dicha instancia, donde presenté una serie de pruebas comprobatorios para interponerla.  Es importante resaltar que en mis casi 17 años de servicio en la Delegación Regional de la SEV, jamás había experimentado este tipo de actos discriminativos y hostiles por parte de un delegado regional, como hoy lo estoy padeciendo por parte de esta señora. Actos que no sólo afectan mi entorno laboral, sino que intenta controlar mi libertad de expresión al intentar controlar el medio de comunicación de mi propiedad, del cual tiene ya una antigüedad de 12 años. 

Detallo que a partir de que el día 03 de marzo del 2020, fui citada en la Comisión Estatal de Derechos Humanos Veracruz, ubicado en Sporting #41-1, colonia Ricardo Flores Magón, Veracruz, Ver., a cargo de Lic. Adalmira Díaz del Ángel, quien mediante los protocolos de dicha dependencia, me entregó la respuesta que emitió la C. Diana Santiago Huesca mediante el oficio con número SEV/OM/DRHyCD/OAN/IV/2535/2020, signado por el C. Raúl Montes Velasco, jefe del departamento Normativo y Control Docente, quién fue el que entregó ante la comisión las respuestas ante la CEDH que realizó la señalada a petición de una servidora. 

La CEDH me entregó la respuesta que la Secretaría de Educación Veracruz le proporcionó a través de la dirección de Atención a Víctimas y Grupos en Situación de Vulnerabilidad, el cual viene signado por la C. Inés de Argentina López Hernández, directora de dicha dependencia mencionada renglones arriba. Área que fue creado para garantizar que los servidores públicos no vulneren a los trabajadores, pero pese a que una servidora le he entregado oficios a dicha titular sobre los abusivos descuentos que ha autorizado en mi contra la señora delegada, López Hernández los ha ignorado; pero curiosamente, ahora se pone a garantizar los “derechos” de la titular de la Delegación Regional. 

En el documento –elaborado por parte de la delegada regional de la SEV Región Veracruz, Diana Santiago Huesca- da respuesta a los señalamientos que yo interpuse en mi queja ante la CEDH. Incurre en la mentira e infamia, pero aquí lo relevante de este hecho, es que Santiago Huesca entregó capturas de pantalla de una servidora que ahora detallo: 

-       Entregó copias de notas informativas alusivas a la Secretaría de Educación Veracruz, que en muchos de los casos, no son escritas por una servidora, pero la titular de la delegación regional de Veracruz, me acusa de ser la autora de dichas notas. Las capturas de pantallas dan fe a manifestaciones de sindicatos, padres de familia y además, violaciones sexuales a niños por parte de personal de escuelas primarias y prescolar. También sobre denuncias de madres de familia, las acusan a las autoridades de un plantel educativo de ser omisos sobre los casos de bullying en la que son objetos muchos niños y adolescentes. Es decir, la titular de la delegación regional de la SEV, pretende controlar lo que se publica en el portal de noticias AGN Veracruz –www.agnveracruz.com- por el hecho, de que una servidora labora en dicha dependencia con un horario de 09:00 a 15:00 horas, olvidando que soy directora y propietaria de dicho espacio noticioso, en el cual realizo actividades periodísticas después de mi jornada laboral. Y como no puede controlarlo, pues hasta me ha ordenado aclarar notas en donde advierten sobre una situación que no le conviene a ella o el secretario de Educación Veracruz, Zenyazen Escobar García; y ante mi negativa de hacerlo, se ha dedicado a mantener actos de acoso y hostigamiento laboral al grado de descontarme días  de manera indebida pese a que están absolutamente justificados como lo establece la Ley Federal del Trabajo.

Dicho acoso sé de ante mano no es competencia de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), pero si, el acoso a mi libertad de expresión y control que pretende instaurar a la línea editorial de AGN Veracruz. También entregó capturas de pantalla de mis comentarios en red social de Facebook, donde estoy criticándola por todos los atropellos que ha cometido con la base laboral y con el cambio de edificio, por las inundaciones en Ejército Mexicano, puesto que se lo habíamos advertido y pese a ello no le importó y en la primera lluvia, tres automóviles de compañeros fueron delcarados en pérdida total a causa de que flotaron en el agua.

Pero lo más alarmante es, que dentro de las “pruebas” entregadas a CEDH por parte de la delegada regional de la SEV, Diana Santiago Huesca, se atrevió a entregar capturas de pantalla de conversaciones de mensajería de WhatsApp, personales de una servidora. Conversaciones privadas  con tres personas diferentes. En las capturas de pantalla se ve la conversación que tuve de manera privada con esas tres personas y era imposible que ella pudiera tener acceso a dicha conversación. Una de las conversaciones fue con la periodista (sic); la otra, con el presidente del Colegio de Arquitectos y la última, con Protección Civil de Boca del Río. Todas las capturas tomadas desde mi cuenta de WhatsApp, pues aparecen las ventanas con fotografías de las personas antes mencionadas. Es decir, las conversaciones tomadas desde mi ventana de WhatsApp.

Este hecho es absolutamente alarmante, luego de que para obtener dichas conversaciones, Diana Santiago Huesca ordenó intervenir mi celular y así conocer a detalle no tan sólo que hablo con los antes citados, sino seguramente se entrometió en conversaciones con compañeros de la Delegación Regional de la SEV, con periodistas, con mi familia, con mis amigos y además, vigilaba los grupos de WhatsApp de periodistas a las que estoy integrada para conocer a detalle sobre las conversaciones privadas que ahí se exponen. Conoce a detalle a dónde voy, con quién me cito después de mi jornada laboral, y sobre todo el lugar exacto a donde realizo mis entrevistas exclusivas. Es un verdadero peligro que esta mujer, controle de manera enfermiza no tan solo mis conversaciones en WhatsApp, sino escucha mis conversaciones, se entromete en mis redes sociales.

Este hecho me pone en absoluta vulnerabilidad y transgrede mi derecho a la privacidad. Su acciones corresponde a una persona sumamente peligrosa y enferma. Me transgrede y no tan sólo pone en riesgo  a una servidora, sino a mi familia, a mis colegas periodistas, a mis amigos, a mis propios compañeros de la delegación regional de la SEV que comunican vía celular con una servidora o me envían mensajes tanto escritos como de voz. Este acto lo tuvo que haber logrado en complicidad con el jefe del departamento de Cómputo, Carlos Alberto Núñez Herrera y su subordinado, Alfonso Treviño Acosta. 

Mi preocupación tiene absoluta justificación, por el historial violento que Diana Santiago Huesca, ha manifestado a lo largo de su vida política, me pone en absoluto riesgo, pues puede ordenar cualquier acto de violencia en mi contra y en contra de mi familia; máxime que en su respuestas a la CEDH, advierte que cuenta con el apoyo absoluto del alcalde de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, quien le externó su absoluto apoyo y el cual se ha convertido en su aliado político. 

Es una mujer que está acostumbrada a violentar,  a traicionar cuando sus intereses se ven lastimados. Es una persona que no repara en originar daño a la integridad física de las personas. Lo anterior expuesto es con suma veracidad, pues existe en los propios medios de comunicación la hostilidad y de personalidad nociva. Sus actos regularmente son reprochables y pese a que ella en su discurso siempre se vende como una mujer “honorable”, sus acciones siempre están apegadas a la hostilidad, al acoso y hasta vulnerar económicamente a su personal de confianza. Su tendencia a traicionar para lograr sus propios fines, como actualmente le está haciendo a Morena al aliarse a los alcaldes panistas, Humberto Alonso Morelli e Hipólito Deschamps. 

Todo ello, lo ejercido hacia mi persona, desde su llegada a la delegación regional de la SEV, es porque no ha logrado controlar mi ejercicio periodístico. Se ha dedicado a hostigarme, acosarme y ahora, hasta vulnerar mi privacidad, aunque este hecho sea un delito federal. 

Para ello, justificaré con información expuestos en los propios medios de comunicación, donde advierten sobre el grado de afectación psicológica que la ex presidenta de Asociación Estatal de Padres de Familia, ex diputada local y ex dirigente del PRI y ex servidora pública del ayuntamiento de Xalapa, la cual evidencian el grado de violencia que esta señora mantiene. 

Con la finalidad de conocer el grado de afectación de su conducta, consideré necesario replantear los acontecimientos a una Mtra. en Psicología –de la cual omitiré su nombre para no exponerla ante la señalada- quién me expuso el dignóstico psicológico de Diana Santiago Huesca: 

“Es una personalidad paranoide con dimensiones delirantes (…) Es una mujer que desconfía de las personas, que tiene una percepción errónea de la gente, que todo el tiempo piensa que le quieren hacer daño (…) Que es sumamente violenta, intrusiva y el delirio es la locura (…) Pues es una persona que no está en sus cabales; desequibrada”. 

Antecedentes

En el 2008, el entonces gobernador del estado, Fidel Herrera Beltrán, le crea Diana Santiago Huesca una dependencia para poder incrustarla al erario y le otorgó el nombramiento de presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, donde estuvo “despachando” del 2008 al 2010. Reconocida como priísta de cepa, logró protegerse con Herrera Beltrán y posteriormente arroparse con el hoy huésped del Reclusorio Norte de la Ciudad de México y ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien la benefició del 2010 a 2011, en la coordinación ejecutiva del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación. Posteriormente en el 2011 al 2012, logró colarse como en presidenta del Partido Revolucionario Institucional en la ciudad de Xalapa. 

Posteriormente negoció la diputación local plurinominal por el PRI, del Distrito XII rural de Xalapa y al termino, se coló en la administración de Américo Zúñiga Martínez como alcalde de Xalapa, en donde laboró como coordinadora de Vinculación Gubernamental y Asesores de la administración municipal y fue en el 2015, cuando el presidente municipal de la ciudad capital por sus pésimos resultados, externó posibles cambios dentro de su gabinete, donde incluía a la hoy delegada regional de la SEV. La decisión le cayó como un balde de agua, no dudó en emitir sus más bajos argumentos en contra del edil y hasta comploteó con unas adversarias políticas de Zúñiga Martínez, el cual quedó evidenciada luego de que se filtraron conversaciones privadas en los medios de comunicación con su amiga –archienemiga del alcalde xalapeño- Armida Ramírez Corral en donde exponía de manera inapropiada su posible salida del ayuntamiento de Xalapa. Es importante recordar que Ramírez Corral ex funcionaria del PRI, fue cesada en el 2015, de dicho encargo, por haber amenazado de muerte a su ex marido, Mauro Cuauhtémoc Velázquez Martínez, funcionario en ese entonces de la Contraloría del Estado y además en estado de ebriedad, haber embestido con su coche, el automóvil de su ex pareja. 

En el portal de noticias lapolitica.mx, se expusieron las conversaciones entre las dos mujeres en donde Diana Santiago Huesca advertía lo siguiente:

http://www.lapolitica.mx/cesan-a-diana-santiago-despotrica-contra-funcionarios/ 

“Se refiere de manera grosera y despectiva de regidores, funcionarios municipales y periodistas, a quienes por nombre y apellido llama “pasquineros” (…) Al referirse a un incidente interno en el Estadio Colón, dice: “eso no fue mi culpa lo aceleraron los pinches panistas y el pinche gordo de Nacho. Esos cabrones me traen de encargo desde lo q pasó con la fulana de Tránsito”. La funcionaria municipal se refiere a los regidores panistas Heriberto Ponce Miguel, Ana Karina Platas Córdoba  Martín Espinoza Roldán y al regidor priísta Ignacio Vázquez (…) Sin mí el barco se hunde, presume la maestra de primaria, exdiputada local, excoordinadora de los Padres de Familia, con un lenguaje que deja mucho que desear en una funcionaria pública”. 

Es importante advertir que el 25 de septiembre del 2014, la coordinadora de Vinculación Gubernamental y Asesores de la administración municipal del ayuntamiento de Xalapa, Diana Santiago Huesca, fue señalada por la oficial de Tránsito Estatal, Consuelo del Carmen Olivares Mateos, cuando esta intentaba impedirle el paso en sentido contrario a la calle Revolución, y como Diana Santiago Huesca de manera psicótica, la arrastró unos metros [de forma intencional y prepotente] a la oficial, a pesar de que esta le pedía que detuviera el automóvil. https://veracruz.quadratin.com.mx/Funcionaria-xalapena-es-acusada-de-atropellar-agente-de-Transito/ 

“La agente de Tránsito resultó con lesiones menores tras la embestida, sin embargo, la funcionaria xalapeña continuó su camino, luego de discutir con los elementos que se acercaron en apoyo de su compañera, además el problema quedó resuelto al pagar este jueves una multa por la cantidad de 32 pesos”.

Posteriormente la funcionaria negó los hechos, pero a su vez le pidió disculpas a través de sus redes sociales a la oficial de Tránsito, donde advirtió que jamás la atropelló [la hoy delegada regional de la SEV, es usual que recurra a la negación de sus actos]. 

Con lo anterior, evidenció que la hoy delegada regional de la SEV, es una persona agresiva, que no se controla y además, no repara en hacerles daño a las personas que ella considera enemigas o adversarias políticas. También con lo anterior, se puede apreciar que la funcionaria de la SEV, tiene un descontrol psicológico y eso la hace sumamente peligrosa. 

Por ello, me encuentro absolutamente preocupada. La mujer ex priísta y hoy petista, no se limita en cometer actos indignos como recurrir al acoso, al hostigamiento laboral y ahora, como periodista, hasta pretender censurar a mi libertad de expresión. Incurre a la ilegalidad para pretender protegerse, como infringir la ley al intervenir sin mi consentimiento mi medio de comunicación móvil. 

Dicho acto, es un delito federal que está tipificado en el artículo 197 del Código Penal se especifican las situaciones que se consideran delito en este caso. En concreto, se indica que descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, ya sea mediante la apropiación de papeles, cartas, mensajes de correo electrónico u otros documentos o efectos personales, ya a través de la intercepción de sus telecomunicaciones o de distintos medios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, puede ser castigado con penas de prisión (entre uno y cuatro años) o multas (de 12 a 24 meses). 

Además se advierte que en ese sentido, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, estableció́ en su artículo 16, párrafos XI al XIV (“Reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia del Sistema de Justicia Penal”, Diario Oficial de la Federación, 18 de junio de 2008, en Revista Derechos Humanos México, CNDH, año 3, número 9, 2008, pp. 65- 106), la regulación de las intervenciones telefónicas en los términos siguientes:

Las comunicaciones privadas son inviolables. La ley sancionará penalmente cualquier acto que atente contra la libertad y privacía de las mismas, excepto cuando sean aportadas de forma voluntaria por alguno de los particulares que participen en ellas. El juez valorará el alcance de éstas, siempre y cuando contengan información relacionada con la comisión de un delito. En ningún caso se admitirán comunicaciones que violen el deber de confidencialidad que establezca la ley.

El delito sobre intervención de telefonía móvil, es un delito federal. Y vulnera mi derecho a la privacidad. Quienes incurren en estos actos, lo hacen para ejecutar acciones violentas en contra de la víctima, donde existe la total posibilidad que sea vehículo de acciones que pongan en riesgo su integridad física y la de las personas que estén en contacto con ella. 

Por esta razón, advierto que cualquier cosa que me suceda, a mi persona, a mi familia, a mis colegas periodistas y a mi patrimonio, hago responsable absoluta a la delegada regional de la SEV Región Veracruz, Diana Santiago Huesca; quien mantiene un control enfermo sobre mis actividades, al haber intervenido mi vía de comunicación personal. La mujer no cuenta con estabilidad emocional, pues sólo una persona enferma y con un diagnóstico psicológico o un sociopata, infringe la ley para posteriormente ordenar acciones en contra de quienes considera sus enemigos. Desde su llegada, ha mostrado una hostilidad permanente hacia mi persona de manera injustificada, pero ésta acción, expone que la señora no cuenta con un equilibrio psicológico, por lo tanto, la hace peligrosa. Pues una persona enferma y con inestabilidad emocional, no se puede saber cual serán sus alcances.

Valora este artículo
(1 Voto)
Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz