Jueves, 5 de diciembre de 2019

Fuera de Foco

De patiña a directora del INMUVER
Silvia Núñez Hernández

Columna Sin Nombre

Brota la calabaza en Veracruz-Boca del Río
Pablo Jair Ortega

Buenos Días Veracruz

La gota que derramo el vaso
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Andrés Manuel: festejando el desastre
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

México en manos de delincuencia organizada
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada

Silvia Núñez Hernández

Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz 

URL del sitio web: http://www.agnveracruz.com.mx Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Estamos viviendo una era en donde el cinismo social, ya indigna. Los hechos que se suscitaron en el estado de Hidalgo, es una tragedia por donde sea quiera mirar. Pero pese a ello, no podemos perder de vista, el acto de ilegalidad que un gran número personas que habitan la población de  Tlahuelilpan, incurrió.

En los videos que circulan en las redes sociales, se puede apreciar la forma de cómo estos ciudadanos faltos de ética y civilidad, se dieron a la tarea de arriesgar su vida y la de los suyos, al llegar al punto donde se encontraba el ducto siniestrado, ponían sus jarras para rellenar bidones, cubetas y cualquier tipo de recipientes y literalmente, robar el combustible que emanaba del ducto en dos chorros que alcanzaron hasta 10 metros de altura.

El riesgo era inminente. Pese a la advertencia de los militares, estos hicieron caso omiso, y hasta divertidos se les veía. Sin pudor alguno, se dedicaron llevarse la gasolina, sin considerar que dicha acción era un acto ilegal y un robo a la nación. La explosión, desafortunadamente se produjo y con ello –de acuerdo a la cifra oficial otorgada por el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses- 71 personas murieron incineradas y 75 más, resultaron con heridas por quemaduras de tercer grado. Lo más incongruente que hemos oído sobre el tema, es que los familiares de estos saqueadores, exijan ahora al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que los indemnice. Pretenden hacer un negocio redondo de la desgracia que se suscitó en Hidalgo. Como si el gobierno les haya pedido el ir a robar.

Estos individuos aspiran que el gobierno les pague 10 millones de pesos por cada persona fallecida y cinco millones por cada herido. Este dato, resulta absolutamente incongruente, luego de que, quienes murieron y se encuentran en los distintos hospitales en el estado de Hidalgo, estaban robando y pese a su dolor, tendrián que enfrentar procesos legales en su contra. En verdad es indignante que ahora en su absurda y mediocre idea, pretendan hacer un negocio con las memorias de sus familiares fallecidos y personas heridas. La ignorancia es atrevida, pero estos ya rebasaron los límites.

El gobierno deberá procesar a las personas que incurrieron en esta falta. Cometieron un delito, véase por donde se vea. Aquí lo imperdonable, es que estos roba-combustible, hayan llegado con menores de edad y estos pequeños hayan muerto en el lugar del siniestro, por la falta de conciencia de esas personas que se dicen ser sus padres.

Es doloroso. Nadie puede sentirse conforme  con la forma de cómo murieron y se hirieron estos delincuentes; quienes decidieron por cuenta propia de participar en un delito colectivo. Se tendría que estar muy dañado como ser humano para sentirse satisfecho que muchas personas hayan perecido o resultado lastimadas bajo las llamas. Pero indudablemente, su actuar carece de ética y civilidad. No pueden sentirse víctimas de un acto ilícito. Es cínico. La sociedad debe de sentarse a hacer una retrospección de sus actos. No podemos pretender tener un gobierno libre de corrupción cuando el contexto social está putrefacto. No se puede exigir cuando no se es capaz de contribuir en el bienestar común.

Ya lo dijo en Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Tú como ciudadano, deberás de participar activamente para que nuestro país vuelva a ser el mismo que era antes. Deberás entender, que tú derecho termina cuando inicia el derecho de alguien más. Deberás de pensar realmente, si eres digno de merecer un cambio o seguir en la putrefacción en la que se encuentra actualmente el país, donde el dinero es para un pequeño grupo privilegiado. Dónde políticos sin escrúpulos, robaron a manos llenas y tu ciudadano, te convertiste en su animal de rapiña, decidido hasta a matar para poder quedarte con algo que no es tuyo. Justificando tus acciones, por la supuesta pobreza en la que te encuentras. Pero tu pobreza no es económica, es de falta educación y moral.

Tendrás que auto analizarte y cambiar tu baja moral o seguirás siendo un producto amorfo del priísmo, panismo, perredismo rojo; quienes te crearon el chip que “El que no transa no avanza” , “la moral, es un árbol de moras”, “No quiero que me den, sino que me pongan donde hay”,  “Ponerse guapo”, “Con dinero baila el perro”, “Acéitame la mano”, “No importa que robe, pero que salpique”, “No quiero que me den, sino que me pongan donde hay”, “Un político pobre, es un pobre político” o la que oímos en cada término de administración de gobierno: “El año de hidalgo: pendejo el que deje algo”.

Mientras sigamos conduciéndonos de manera mediocre por la vida; justificando tu “falta de oportunidades” o “pobreza” –pues lo que vimos en el estado de Hidalgo, es que muchas personas no estaban realmente necesitadas pues traían sus camionetas de altísimo perfil- para delinquir, ser tramposo  e ir por la vida, contaminando el medio ambiente al tirar basura en las vialidades y abandonar animales porque no fuiste capaz de mantenerlo; tristemente puedo asegurarte que mereces el gobierno corrupto que te ha forjado.

No exijas, porque has contribuido con la debacle del país.

Manuel Carvallo: Genio y figura

Viernes, 18 Enero 2019 18:13

Conocí a Manuel Carvallo desde mi gloriosa juventud. Cuando ingresé a la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana. Jamás consideré ni por error que ese sujeto escandaloso y “sácale punta”,  fuera convertirse en mi cuasi hermano con el pasar de los años.

De grupos culturales e intelectuales antagónicos,  veía el esfuerzo del único miembro de la Mesa Directiva de la Facico, para intentar al menos tener un acercamiento con el grupo al que yo pertenecía y que le hacíamos la contra a esa organización estudiantil; que para nuestro gusto, no aportaban nada beneficioso a nuestro alma máter.

En el vaivén de las semanas culturales y elecciones de mesa directiva –a las cuales nosotros competíamos activamente en contra de quienes estaban-; Manuel Carvallo siempre mostró empatía con quienes éramos del grupo antagonista. Un buen ser. Así se expresaban de él, los del grupo cultural Movimiento de Comunicación Social, Taller Universitario, Acción y Trabajo o Mocos Tunait, como los conocíamos en aquellos ayeres, integrantes a los cuáles apoyé y participé en sus acciones.

A mí no me convencía su acercamiento, pero al final poco a poco fue demostrando su solidaridad, su grandeza que estaba cubierta por la imagen de un bravucón que siempre mostraba como personalidad inherente. Su actitud era pues, una coraza que él mismo se había creado para tal vez no mostrar vulnerabilidad ante los demás; pero su realidad, es que era absolutamente tierno, cariñoso, leal y que siempre sacaba su casta para defender a quienes consideraba realmente sus amigos.

 

Anécdotas tengo muchas con él. Pero siempre recuerdo con ternura una muy significativa en mi vida. Yo tenía aproximadamente 24 años, cuando en aquellos años sucedió un acontecimiento realmente desagradable. El hijo de un líder sindical, fue acusado por violar a una compañera que apenas se iniciaba como periodista. El sujeto la citó  en sus oficinas para –pues él también era líder de un movimiento  estudiantil priísta- otorgarle una entrevista, y ahí, aprovechando la oportunidad de que ella llegó sola, la atacó sexualmente y amenazó que le haría daño si hacía público esa cobarde acción.

La compañera valiente, interpuso una denuncia, que originó que el Ministerio Público ordenara su detención y encarcelamiento. Antiguamente, por sorprendente que parezca, la prensa en ese tiempo era muy unida, no como ahora, que muchos se han convertido en mercenarios de la información; los periodistas nos unimos en su apoyo.

En el careo que se tuvo que llevar a cabo derivado del proceso penal, toda la prensa nos dimos cita en el juzgado para dar cobertura del hecho y manifestarle nuestra solidaridad a la colega agredida.  Al lugar, llegó su “poderoso” padre –en ese tiempo una servidora cumplía funciones como fotógrafa de información general del periódico Sur de Veracruz, hoy Imagen del Golfo- e inicié a tomarle fotografías del “magnate” líder sindical desde su llegada, hasta su partida del lugar. El hombre en el momento de retirarse, al verme dentro del grupo de reporteros gráficos –en aquel tiempo éramos escuetas cuatro mujeres fotógrafas en los medios de comunicación- me empezó a hostigar y violentarme verbalmente acusando que “por eso nos violaban, pues si vestíamos como una putitas”. Indignada seguí en mi tarea –mientras mis demás compañeros prefirieron apartarse de su cometido- y como no dejaba de fotografiarlo, me levantó su dedo medio como repudio a mi labor. Mi periódico no quiso publicarla. Una colega del periódico Notiver me advirtió que se la diera para que en su medio informativo la divulgaran.

Al otro día, el rotativo lució mi gráfica a ocho columnas, situación que originó que a los tres días, dos hombres me comenzaron a seguir sin que yo percibiera su presencia. Ese día, como parte de mis actividades, ingresé a la sala de prensa del ayuntamiento de Veracruz –en la época de Efrén López Meza- para revisar los periódicos y leerlos. Al lugar entraron los dos sujetos y desde la puerta me gritaron: “Hola putita, te venimos a dar un mensaje de nuestro jefe para que nunca más te vuelvas a meter con él y con su hijo”.

Los tipos comenzaron a caminar hacia donde yo estaba para agredirme, pero muy de la mano, quien entró de manera sorpresiva para todos, fue Manuel Carvallo, quien ingresó con la misma finalidad que yo –leer los periódicos-. Con desesperación le grité que esos hombres querían atacarme. La reacción del compañero fue brindarle unas cachetadas al que tenía más próximo, mientras que el otro, aprovechó la oportunidad de que estaba ocupado pegándole a su compañero malhechor, para salirse corriendo por la única puerta que existía en el lugar. Como pudo el otro hombre logró zafarse y salir de la sala prensa corriendo y Carvallo tras él. Le grité que lo dejara irse, pues no quería que ahora el lastimado fuera él, pues desconocíamos si estos trajeran un arma con ellos.

Desde ese hecho, Manuel Carvallo anduvo todo ese mes reporteando conmigo. No me dejaba nunca sola y ahí, comprobé en carne propia que esa actitud bravucona, no compaginaba mucho con lo que realmente era él. Un buen hombre y sobre todo, protector con quienes él decidía otorgarle su confianza y amistad.

Manuel Carvallo era tosco, escandaloso y que siempre llamaba las cosas por su nombre. En apariencia era un hombre rudo, pero que terminaba siendo técnico –como los luchadores- por el gran corazón que lo caracterizaba. Además, otro de los aspectos que siempre le reconocí de su persona, era su imperiosa forma de trabajar. Cuando deseaba trabajar en un medio, no soltaba hasta que lo conseguía. Se le metió en la cabeza trabajar en Proceso y por varios años lo hizo junto con Ricardo Ravelo. Era muy empeñoso y su terquedad, lo hacía tener excelentes posiciones en el ámbito periodístico.

Así como habíamos muchos –que ayer en su funeral lo constaté- que lo queríamos con sinceridad; también existían quienes les parecía antipático. A él no le importaba, pero algo yo tenía claro, es que a Manuel Carvallo se le podía querer, o como otros, repudiar; pero nunca ignorar.

Era un personaje tan emblemático, que desde que llegaba al café de Don Marce, destacaba su presencia. El día de ayer, como acto solemne por parte de Efraín, su mesero preferido del Café de La Parroquia; sirvió su café y apartó su lugar para que ningún comensal ocupara su silla. Como muestra de su sincero cariño. Efraín dijo, que ese vacío nadie podría llenarlo, pues Carvallo, siempre que llegaba al lugar, lo tundía de bromas y “carrilla” mientras ponía su café de su preferencia frente a él, sin que él lo pidiera.

Tuve oportunidad de platicar con muchos compañeros de carrera, con personajes de la política que no resistieron a irlo a despedir. Todos, tenían una anécdota chusca con Manuel Carvallo. Y para todos, ésta pérdida era muy representativa, muy profunda. En lo personal, sigo sin poder creerlo.

Su partida, me afectó mucho y desafortunadamente pude sentirme muy desconsolada por su muerte. Ahí me di cuenta, que Manuel Carvallo lo había convertido en la familia que uno forma con los amigos. Siempre estuvo cerca, siempre estrechamente vinculado a todo lo que yo realizaba profesionalmente. Solidario, empático y leal. Perdí a un gran hermano, el periodismo, perdió a un fabuloso ser humano.

Corrupción en los penales de Veracruz

Miércoles, 16 Enero 2019 16:26

Es importante recordarle al gobernador del estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez que pese a que el puerto de Veracruz, es el primer municipio de América y dada su importancia, es absolutamente incongruente que no se cuente con un penal a causa de que, desde el administración de Fidel Herrera Beltrán, este individuo decidió rentarlo a Mel Gibson para una película Hollywoodense de mala muerte.

Nos queremos imaginar que él como todo buen veracruzano, conoce la historia al dedillo. Conoce la forma de cómo este priísta, violó los derechos humanos de cada uno de los presos que se encontraban internados en el Penal de Allende y sin decir “agua va”, los sacó en una “cuerda” ilegal de reos en la madrugada del 9 de enero del 2010. Desde entonces, el “penalito” de Playa Linda, lo habilitaron como pequeña cárcel donde meten a los detenidos a esperar a que reciban su sentencia.

Dicho lugar cuentan con pequeñas celditas de cuatro por cuatro. Ahí ingresan hasta 20 personas que tienen que permanecer paradas o a lo mucho, sentadas en el piso. Día y noche, esa es una de sus penitencias. Es inhumano. Aunque para muchos pueda parecerles bien, pues supuestamente se trata de delincuentes. Desafortunadamente debo recordarle que la mayoría de las personas que detienen los elementos de la SSP -un gran número- son inocentes y por lo tanto, ese lugar no debería ni siquiera ser utilizado para dicho fin.

Es importante que dentro del gobierno de la 4ª transformación en el estado de Veracruz, soliciten al gobierno federal, destine recursos necesarios para la construcción de un nuevo centro penitenciario en el municipio de Veracruz o que inviertan en la remodelación integral del Penal Allende –considerando su ampliación- así el municipio cuente con un espacio digno para quienes tengan que purgar una condena.

Además, se debe resaltar que las cárceles deben de ser centros de rehabilitación para lograr la integración de los presos a la sociedad y no que sean estos un purgatorio de mala muerte como hasta ahora se encuentran todos los 17 penales que existen en el estado de Veracruz.

Otro factor –no menos trascendente- que tanto el gobernador como su titular de Seguridad de Pública tienen que revisar de forma exhaustiva, son los perfiles de quienes se encuentran como directores de los centros penitenciaros. “Reciclar” personajes que arrastran pésimos historiales, no es favorable, pues provoca que dentro de estos lugares, se siga incurriendo en viejas prácticas de corrupción como la que se venía suscitando en el período de Sergio López Esquer con Fidel Herrera Beltrán y Arturo Bermúdez Zurita con Javier Duarte de Ochoa.

Esperemos que el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, haga un escrutinio serio sobre lo que sucede en los 17 penales que dan servicio en el estado; pues llegó a la redacción de AGN Veracruz, una denuncia anónima, donde advierten que en los Centros Penitenciarios en Veracruz, se sigue cobrando “cuotas” indebidas a los internos para tener ciertos “beneficios” o para brindarles protección. Dádivas que está siendo recibida por una de sus subordinadas.

La denuncia es la siguiente:

“Solicitamos del apollo de este medio, para manifestar nuestra inconformidad por los actos de corrupción por parte de la subsecretaria de Prebención, Sarai Peña Galaviz, quien obtiene de parte de los directores de los centros penitenciarios un “moche” por cuota impuesta a los internos para con hello permitir a los reos comodidades” (…) Sus ganancias ascienden a quinientos miil pesos mensuales (…) Dinero que recoge y le lleba un sujeto de nombre Josue que es su secretario (…) En el penal de Poza Rica por estos veneficios, los internos cuentan con celulares (…) Los traen todo el dia y asta se toman fotos con ellos sin que nadie los moleste pues ya pagaron por traerlos al director (…) Este acto de corrupción nos tiene realmente preocupados, pues quienes no contamos con la posibilidad de pagar y solo pagamos nuestra condena, se nos molesta y amedrenta con violentarnos si no pagamos por la protecion”.

Es importante recordar que el 21 de septiembre del 2015, cuando Sarai Peña Galaviz fue directora del Módulo Preventivo de Playa Linda, fue detenida y llevada a la ciudad de Xalapa por ministeriales de la Fiscalía General del Estado en ese entonces a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras, por su presunta participación en el escape de un reo con la participación Rafael Romero Sánchez de 29 años y Jorge García de la Cruz de 45 años de edad, ambos elementos de la Dirección, los cuales fueron detenidos y que eran subordinados de esta mujer.

En la denuncia anónima, advierten que pese a su negro historial, Peña Galaviz ha logrado mantener un “influyentismo doloso” dentro de la Secretaría de Seguridad Pública, pues es quien decide sobre quienes serán los directores de los centros penitenciarios, imponiendo a quienes más le convengan a ella. “A logrado asta revasar la autoridad del director general, un capitán de corveta de nombre Jose Antonio Camps Valncia (…) Al grado de que este señor no conoce a ninguno de los directores que esta mujer nombró y con los que ella hace negocios”.

Un llamado al titular de la SSP para que revise el actuar de Sarai Peña Galaviz y en el caso de ser culpable de lo que se señala, pues actúe con prontitud sobre este acto de corrupción que está ejerciendo en los Centros Penitenciarios y la red que ha instalado junto con los directores de los penales. Andrés Manuel López Obrador ha centrado su estrategia de gobierno a cero corrupción y esto mancha su mandato.

Bestias asesinan y roban

Es impresionante lo que vive en la  actualidad la sociedad veracruzana. El accidente carretero ocurrido en Paso de Ovejas el día de antier, difundido a través de un video en las redes sociales, en donde se observa, el accidente de un tráiler que transportaba reses y en cuestiones de segundos, al lugar llegó una marabunta humana. Rapiñeros, que si un gramo de moral, ética, civilidad y respeto a los seres vivos, comienzan a atacar como salvajes a los pobres animales hasta quitarles la vida.

El video viral de este hecho es espeluznante. No existe una persona que pueda ser empático ante este tipo de acciones. La pobreza, el hambre y la falta de empleo, no son justificantes para tomar algo que no es tuyo y mucho menos, actuar como un literal asesino en contra de un ser vivo. Es necesario que para se inhiban a este tipo de prácticas, las autoridades procuradoras de justicia hagan valer la ley por el hurto y el asesinato implícito en este cobarde acto de crueldad que estos individuos infligieron a estos pobres animales. Su final debería ser en su detención para ser hospedados en alguna cárcel del estado. No se puede tolerar. No se puede permitir que este tipo de prácticas se sigan originando en el estado.

El basurero de “Polito” Deschamps

Vecinos de los fraccionamientos de Arboledas San Ramón y Lagos de Puente Moreno, sufren de un basurero a cielo abierto; ambos asentados en Medellín de Bravo,  cabecera dirigida por el “emblemático” panista, Hipólito Deschamps Espino Barros, quien al igual de sus homólogos de Boca del Río y de Veracruz, no se han caracterizado por mejorar las condiciones de sus municipios.

Los habitantes manifiestan que desde el huracán Karl, el canal que cruza ambos fraccionamientos, sufre de un incontrolable problema. Dicho cauce se encuentra invadido por equis número de basura tóxica y muebles, derivado de la falta de conciencia de muchas personas que arrojan en lugar sus desechos, sin que haya algún tipo de intervención por parte de las autoridades municipales. El director de Protección Civil, Gerardo Fernández advirtió que en el año 2018, el canal de aguas negras a cielo abierto, fue limpiado en varias ocasiones, pero desafortunadamente los ciudadanos que habitan en la zona, vuelven a arrojar basura y muebles.

Indudablemente el problema se suscita por la falta de sensibilidad de los habitantes; pero definitivamente se observa que el gobierno de Hipólito Deschamps tampoco hace “mucho” por solucionar este terrible acto, que provoca una latente contaminación al medio de ambiente. Las solución sería aplicar sanciones a quienes incurran en dichas prácticas o definitivamente, el edil medillense, deberá de invertir recursos para que este canal sea entubado y así impedir que sea un basurero a cielo abierto, como hasta el día de hoy han convertido el cauce los ciudadanos inconscientes y faltos de civilidad.

El presidente municipal de Medellín de Bravo, además, se ha detectado no ha implementado obras relevantes en su territorio. En un recorrido que se hizo tanto en localidades como El Tejar y en la cabecera municipal  -donde se encuentra enclavado el ayuntamiento- se puede observar el abandono y la falta de compromiso.  Un gran porcentaje de sus calles, se encuentran en el olvido. Sin obra pública, sin alumbrado público. Baches en donde existen calles pavimentadas, en las cuales según la versión de los ciudadanos, han permanecido en dicha condición desde administraciones anteriores y que advierten que Hipólito Deschamps tampoco ha realizado.

Actualmente el alcalde “llora” porque los diputados locales ya decidieron quitarles el Ramo 023. Pero ni él, ni Humberto Alonso Morelli y Fernando Yunes Márquez, han utilizado dicho presupuesto para el bien social; se desconoce que hacen realmente con él o si lo etiquetan para otras “necesidades” de su municipio.

 

El día 09  de enero del 2018, el colega periodista, Jesús Santander dejó de contestar las llamadas. Su jefa, Liliana Barradas del portal de noticias Expresión de Veracruz, intentó por equis número de veces ubicarlo y su teléfono celular siempre la mandaba a buzón en automático. No se presentó a trabajar y por ello, despertó incertidumbre su ausencia pues de acuerdo a la versión de su jefa, es muy responsable.

Varias colegas advierten –que conocen y tienen amistad con él- que el último lugar en donde lo vieron, fue en el Congreso del Estado el día 08 de enero del año en curso. Desde ese día, nadie había podido hacer contacto con él, como tampoco les  fue posible verificar si se encontraba en su domicilio. Desconocían la dirección actual y el único que sabía su actual residencia es Jorge Morales Vázquez, secretario ejecutivo y Ana Laura Pérez Mendoza, presidenta; ambos de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP). Jesús Santander había sido reubicado por dicho ente, luego de las amenazas que recibió en su anterior domicilio.

El elefante blanco fue el encargado y responsable de buscar e instalarlo en su nuevo domicilio. Por ello, los colegas le solicitaron a Jorge Morales y Ana Laura Mendoza que le proporcionaran su dirección para constatar si no se encontraba en ella. Estos se justificaron –e interfirieron en la búsqueda- que sólo lo harían a través de los canales oficiales de las instancias procuradoras de justicia.

Colegas en la ciudad de Xalapa alertaron a los medios de comunicación sobre su desaparición. Compañeras periodistas, acompañaron a Liliana Barradas a interponer la denuncia pertinente ante la Fiscalía General del Estado, donde notificaron que el secretario ejecutivo de la CEAPP, Jorge Morales, se habría negado a establecer protocolos para la búsqueda del compañero y a brindar información sobre la dirección de su vivienda.

Otro colega de la zona sur, se dio a la tarea de localizar a la  familia del compañero. Llegaron a casa de su madre, quien quedó en shock al saber que su hijo estaba desaparecido. Sus familiares advirtieron que ahí no se encontraba y que se había trasladado a la ciudad de Xalapa desde el lunes.

El caos se empezó a presentar, cuando la prensa oficial de la CEAPP inició a filtrar en las redes sociales la versión de que Santander ya había aparecido. Supuestamente se encontraba en buen estado de salud. Dicha estrategia es una mecánica usual ordenada por el secretario ejecutivo y la presidenta de la CEAPP. Una cobarde y patética estrategia para engañar, para manipular y criminalizar a la víctima.

A través de una cuenta de Facebook, un tipo de nombre Karlos Benitz quien según su perfil en la red social, se “vende” como Asesor y Consultor en Materia y Marketing Político, Campañas Electorales y DDHH en la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión y demás monerías; publicó “Jesús Santander de la Zona Sur de Veracruz está sano y salvo (…) Me confirman (…) Gracias amigo y periodista Noe Zavaleta corresponsal de la revista Proceso en el estado de Veracruz, por la aclaración y confirmación (…)”. En la interlocución por mensaje de inbox al tipo, dijo que Ana Laura Pérez Mendoza le había confirmado que el colega se encontraba bien y que ya había sido ubicado.

Lo curioso de este entramado, es que desde tiempo atrás, Jesús Santander ha sido literalmente hostigado por el propio secretario ejecutivo de la CEAPP, Jorge Morales Vázquez. Desde tiempo atrás, Morales le exigía que le entregara documentación importante que el colega tenía y que evidenciaba la falta de atención que la comisión había incurrido con relación a su delicado caso.

Era muy sospechosa la actitud de Ana Pérez Mendoza. Su respuesta pasiva pese a la gravedad de la situación, alarmaba. “Buenas noches, respetuosamente les solicitamos que mantengan la calma. Ya hemos tenido incidentes parecidos con el compañero Santander, y hasta ahora no tenemos indicios de que haya sucedido algo que implique un riesgo mayor. De todas formas estamos procediendo como se debe”. Jamás hicieron absolutamente nada. Pero su tranquilidad parecía una postura cínica de parte de la columnista de Notiver y presidenta de la CEAPP.

Su renuencia a proporcionar la ubicación del domicilio del colega ahora, se convierte en una sospechosa conducta que la autoridad deberá de tener en cuenta. La mujer notiveriana, insistía sobre el respeto de un protocolo y dijo que la información sobre su ubicación, solo la harían a través de las conductos oficiales, para supuestamente salvaguardar la integridad física del compañero.

En la madrugada, luego de que Liliana Barradas y otras compañeras del gremio interpusieron la denuncia ante la FGE. Al término de la diligencia, el fiscal solicitó a Jorge Morales le proporcionara la ubicación de Santander. Su postura era indignante. Continuaba negándose a proporcionar información sobre el domicilio del compañero. Nadie entendía su cerrazón. Hablaba de una “secrecía” institucional que le exigía la autoridad.

A todos nos parecía extraño que tanto la señora presidenta y el secretario ejecutivo manifestaran una tranquilidad inusual. Siempre argumentaban que Santander se encontraba sano y salvo. Como si ellos, contaran con información privilegiada sobre la condición de él. Como también sus periodistas oficiales, utilizaron la misma estrategia de siempre. Calumniar. Temen perder su “chayotito” que mes con mes le arroja Ana Laura Pérez Mondoza les proporciona.

El día 10 de enero del año en curso, Jesús Santander despertó desorientado. Recuerda con horror que en la madrugada del día anterior, cuando se encontraba dormido, una mano que le tapaba la boca. El “trapo” que le impedía respirar estaba humedecido con algo que le impedía poder aspirar oxígeno. Fue hasta la mañana del 10 de enero del año en curso que despertó. No entendía que había pasado y lleno de miedo se dio cuenta que su vivienda se encontraba absolutamente revuelta. Como pudo revisó –no cuenta con muchos posesiones- y rápidamente se percató que el expediente completo de la CEAPP y de la Fiscalía General del Estado, habían desaparecido junto con dos mil pesos y su aparato celular y una lap top. Esos documentos que tanto le exigía Jorge Morales.

El desorden fue tal vez el escenario perfecto para dar el mensaje de un robo. Se vistió y tomó la decisión de salirse del lugar que el propio Jorge Morales Vázquez había buscado para él, ya que su chofer de Morales (Galdino), resguardó hasta el nuevo domicilio al periodista, incluso pidió informes a la casera del costo de la renta. Nadie más sabía dónde vivía. Fue la orden expresa que le impuso el secretario ejecutivo, luego de que lo instaló en el lugar. No podía darle la dirección a nadie. Ni a su familia, ni a su jefa, quien un día antes, desesperada lo buscaba por todos lados y terminó interponiendo una denuncia en la FGE por su desaparición.

Solo atinó a marcarle a Liliana Barradas para advertirle lo sucedido.  “Entraron a robar a mi casa (…) Me drogaron (…) Yo no sabía hoy que desperté que día era (…) Se llevaron papeles de la fiscalía, de la CEAPP (…) Apenas hoy recuperé el conocimiento”. Jesús estaba realmente alterado, asustado, desorientado y con mucho miedo. En su conversación se podía constatar el horror que este hecho le había originado.

Jorge Morales se trasladó al café de La Parroquia ubicado en calle Enríquez zona centro de la ciudad capital, para hablar con los medios donde dio declaración absolutamente falsa. Notificó a los medios de comunicación que Santander estaba haciendo atendido por la CEAPP oportunamente y que lo acompañarían a la fiscalía a declarar.

Mentira tras mentira. Cuando los colegas que mantenían al resguardo fueron quienes realmente le impidieron a Jorge Morales hacer presencia ante la fiscalía. Jesús Santander interpondría su denuncia ante las autoridades lejos de él y sin ayuda de ese elefante blanco.

Luego de este acontecimiento, muchas preguntas saltan y evidencian un modus “operandi” muy absurdo y “pendejo” por parte del o las personas que se metieron a la casa de Jesús Santander.

 Las autoridades la tendrán muy fácil para dar con los autores intelectuales responsables de este gravísimo hecho. El secuestro agravado será la línea de investigación del o los responsables de este acto delincuencial perpetrado en contra del joven periodista. La cárcel, será pues, la próxima morada de quienes operaron y orquestaron este acto cobarde y ruin. Digno de mentes enfermas y psicóticas.

Otra pregunta importante que uno debe de hacerse, es:

¿A qué ladrón le puede beneficiar el expediente completo de la CEAPP y la fiscalía?

¿Se podrán vender estos papeles –que para un ladrón común los utilizaría como papel de baño para su casa- al mejor postor?

¿Quién podría beneficiarse por este hurto?

¿Será que tanto Jorge Morales, Ana Laura y sus amigos periodistas sabían que Santander estaba en su casa inconsciente?

Habría que preguntarles al secretario ejecutivo y a la señora presidenta de la CEAPP, pues ambos tendrán que aportar información al respecto y el valor que tiene una montaña de papeles que solo tenían valor para la Comisión y para el hoy afectado.

P.D. Mensaje encriptado:

¿En qué momento te convertiste en una basura? Que le heredarás a tu hijo. El karma es la única ley a la que jamás podrás escaparte. Recuérdalo. Estaré atenta para cuando te llegue y ser la primera en festejarlo.   

Página 7 de 47