Martes, 21 de May de 2019


Columna: @suntos de poder

Yunes Linares Production presenta...

Viernes, 09 Noviembre 2018

 

* Su narcisismo lo hizo tocar la locura 

Al más puro estilo de Género García Luna, extitular de la Secretaria de Seguridad Pública Federal, en el gobierno de Flipe Calderón, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, de gobernador paso a ser pésimo productor de comedias policiacas, mentiroso, armador de montajes chafas,  en complicidad, perdón quise decir, en sociedad, con su Fiscal Jorge Winckler Ortiz.

O al menos eso parece, pues la pésima historia que nos contó a cerca del supuesto esclarecimiento ipso facto del asesinato de la joven estudiante Valeria Cruz Medel, hija de la Diputada Federal Carmen Medel, no alcanza ni para una mención de los criticos, fue tan malo que su historia comparada con producciones como "Las Ficheras", "Noches de Cabaret" o "Los Lavaderos", es una porqueriza y un insulto a la inteligencia de la soledad veracruzana y Mexicana.

No por nada, la mañana de este viernes 9 de noviembre, el periodista y conductor del noticiero matutino de Televisa, Carlos Loret de Mola, le puso una "sarandiada", dejándolo Pinto y parejo y en ridículo en televisión nacional, ante millones de mexicanos que seguramente le estuvieron recordando a algunos miembros de su familia

Estas Fuertes críticas comenzaron a brotar por las evidentes mentiras que nos quizo hacer creer, como por el empleo la premura con la que fue resuelto el caso de este artero crimen que conmovió a toda la sociedad Veracruzana.

Resulta imposible de creer, incluso hasta para un tonto, que en menos de 24 horas, hayan dado con el asesino de Valeria y más aún, que lo hayan encontrado en bandeja de plata, es decir, "muertito" dentro de la camioneta en la que supuestamente cometió el asesinato de la joven... Total los muertos no hablan y en el caso de "El Ricky" tampoco.

Nadie, absolutamente nadie se la creyó, ¿o usted si?

Durante la lectura de su ridículo guión películezco, como si se tratara de una película de los "dos fantásticos" (O sea, él y Wincler), el productor Miguel Ángel Yunes Linares, nos aventó un "chorizote" y nos dijo al filo que a las cuatro de la tarde del mismo día del asesinato recibió recibió, a través del "teléfono rojo", una denuncia anónima que los ayudo a saber que el autor utilizo para cometer él asesinatos era una camioneta Mazda y sólo con este dato, detuvo a dos sujetos más, mismos que jamás explica si fueron cómplices o no en la muerte, sin embargo, estos le dieron información para identificar plenamente  "El Ricky" como  autor material del crimen.

Y para tratar de ganar algunos aplausos, nos vaciló: Al filo de las 9 de la noche de hoy mismo, encontramos la camioneta Mazda con una persona asesinada en su interior... Era "El Ricky", señaló levantando la cara con orgullo, como lo hacen los narcisistas.

Lo cierto, es que al narcisista se le derrumbo todo, sí, todo su gobierno y vaya trágico final, pues no hay peor castigo que una madre lo maldiga.

Por mucho que aprenda hacer guiones o escenas, jamás podrá igualar la escena cuando en pleno Congreso Nacional, la diputada Carmen Medel irrumpió a gritos,  cuando se enteró que a su joven hija lee habías dado 9 balazos... "No a mi hija no, maldito Yunes".

Hoy más que nunca Miguel Ángel Yunes Linares, Miguel se encuentra solo, pues dudo que alguien quiera meter las manos por hoy, por lo que hay que dar tiempo al tiempo.

Al menos desde mi punto de vista, el aún mandatario, debería pedir permiso, igual que lo hizo su antecesor Javier Duarte, para que la PGR le inicie una investigación sobre este y muchísimos más caos que permanecen en la impunidad, pues tras este artero crimen se alzó el encono de todos los sectores de la sociedad en su contra y en contra de su fallido gobierno... PERO LA CULPA NO FUE DEL INDIO SINO DE QUIENES VOTARON POR ÉL.

Valora este artículo
(0 votos)
Manuel Carvallo Carvallo

Manuel Carvallo Carvallo, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, con 28 años de ejercicio periodístico en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos de Veracruz, así como nacionales entre ellos: El Sol de México y como reportero gráfico en la revista Proceso donde cubrió la fuente de justicia federal (PGR, Ejército, Marina, AFI, Gobernación, Policía Federal, entre otras), donde destacó por sus constantes trabajos de investigación.