Martes, 26 de marzo de 2019
Silvia Núñez Hernández

Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz 

URL del sitio web: http://www.agnveracruz.com.mx Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Muchos pensarán que lo peor que puede sucederle a una persona es perder su salud. Pero aunado a ello, es estar enfermo y no contar con servicio médico de calidad o vivir en México, donde el sector salud, implementa las peores prácticas en contra de los enfermos de bajos recursos. Pero pese a pensar que todo lo anterior citado es considerar que ya no existe peor situación que pueda enfrentar un ser humano, señores lectores, es que no viven en Veracruz en la 4ª Transformación o Transformación de 4ª.

En el Hospital Regional de “Alta” Especialidad de Veracruz, se están llevando a cabo acciones deshumanizadas por parte del personal que atiende a miles de pacientes que asisten al estar integrados al seguro popular. Quienes su único pecado, es no contar con dinero para poder atenderse de manera particular, todos y cada uno de sus padecimientos. El trato del personal de dicho nosocomio es realmente denigrante y falto de valores.

Los enfermos no sólo tienen que sufrir su padecimiento, sino también el indignante trato que el personal sin ningún tipo de ética profesional mantiene en contra de los pacientes. La pobreza se huele y la mayoría de estos enfermos, son integrados por personas que no cuentan con la posibilidad de defenderse por su falta de preparación académica.

En el Hospital Regional de “Alta” [yo diría Baja] Especialidad, están cometiendo delitos de lesa humanidad al negar a los pacientes las medicinas necesarias para poder contrarrestar la enfermedad que padecen. Esconden los medicamentos, vaya usted a saber con qué fin. Los humillan, los sobajan y los hacen transitar en un oasis de arbitrariedades, propias de psicópatas sin alma, sin algún tipo de valores y civilidad. ¿Dónde está la 4ª transformación? ¿De qué se regodea Cuitláhuac García sino es capaz de imponer rigor en contra de abusivos empleados que integran el sector salud?

¿Por qué digo todo esto? Les cuento:

A Luis le diagnosticaron Diabetes Mellitus tipo II desde hace 12 años. En la actualidad, él requiere aplicarse insulina glargina diariamente para poder contrarrestar los niveles de glucosa en su sangre; el no hacerlo, puede originar daños irreversibles en sus riñones y/o originarle un coma diabético que le puede originar la muerte.

Luis está perdiendo la vista, le cuesta caminar y ha perdido peso. No cuenta con familia que puedan hacerse cargo de su humanidad y por ello, pese a su incapacidad visual y problemas de traslado, tiene que dar las millones de vueltas al Hospital Regional de “Alta” Especialidad de Veracruz para obtener su insulina glargina, en donde la obtiene por medio del Seguro  Popular. Su personal –con un pésimo sentido humanista y evidente maltrato a los enfermos que ahí asisten- sólo atinan a decir: “No ha llegado la insulina, si quiere venga mañana a preguntar si ya llegó”. El desabasto no podría pensarse que es su culpa, si en realidad existiera. Le sigo contando.

“Acudí a consulta en fechas 08 de mayo del 2018, 23 de julio del 2018, 25 de agosto del 2018 y 11 de diciembre del 2018 (…) El médico general –en el Hospital General- te emite tu correspondiente receta (…) En esas ocasiones me presenté en las fechas señaladas en las recetas (…) 14:00 horas a la farmacia del Hospital Regional de “Alta Especialidad para surtir la receta con la insulina glargina quienes advertían sobre el desabasto del medicamento (…) Ante la negativa, me vi en la necesidad de contactar a personal de Servicios Materiales [por indicación de la responsable de Relaciones Públicas, Elizabeth Morgado] y después de muchas vueltas, al final me proporcionan la insulina (…) No puede dejar de aplicármela ni un solo día, porque aunado a mi problema de diabetes, tengo pie diabético y retinopatía diabética los cuales también estoy atendiendo (…) En el mes de marzo, para ser precisos el 09 de marzo del 2019, acudí a urgencias del Hospital Regional de “Alta” Especialidad donde el doctor Rafael A. Barradas Chávez me atendió por mi pie diabético y para extenderme la receta para abastecerme de insulina glargina (…) Pase a la farmacia a las 12:00 horas y la persona encargada me notificó que no había en existencia pero peor aún, ni fecha para que llegara (…) Me dijo que volviera hasta el 11 de marzo del año en curso a recursos materiales con “licenciada” Juanita Mendoza (…) Ese día la señora me dijo que regresara hasta el 15 de marzo para “ver” si la insulina ya había llegado y que regresara el sábado 16 de marzo a las 17:00 horas (…) Le dije que si podía ir el lunes, porque para mí transitar por la tarde ya me es complicado por falta de visibilidad, pues seguro me agarraría la noche (…) Me contestó que el lunes 18 de marzo no laborarían por ser día de asueto”

Al conocer a detalle la denuncia de Luis, la columnista solicitó a la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Namiko Matzumoto Benítez su intervención, por la violación flagrante en contra de los enfermos que tienen la necesidad de ocupar este denigrante servicio que da la Secretaría de Salud a cargo actualmente de Roberto Ramos Alor [a quién por cierto le he notificado de estas arbitrariedades a través de mensajería de WhatsApp, y el funcionario se dedica a leer sin intervenir en el problema]. La titular de la CEDH, giró instrucciones para que la dependencia a su cargo interviniera en el delito flagrante que la SESVER se encuentra perpetrando en contra de los enfermos que asisten al Hospital Regional. La delegada de la CEDH, Adalmira Díaz del Ángel citó a Luis para el martes 19 de marzo del año en curso para hablar con el administrador, de nombre Ricardo y así dar solución a la falta de atención del personal y también al desabasto de insulina [no tan sólo para Luis, sino para todos enfermos que asisten a dotarse del medicamento] que persiste en ese hospital.

Luis llegó antes de la cita señalada con la delegada de la CEDH aquí en Veracruz. “Silvia, fui a farmacia a preguntar si ya había insulina (…) La de la farmacia me dijo que no había llegado (…) Sin más, me subí a esperar a la Lic. Adalmira Díaz del Ángel, para entrar con el administrador y solicitar su intervención”.

Lo curioso de todo esto, es que en la interlocución del administrador con la delegada de CEDH en Veracruz, mostró “preocupación” por lo sucedido en el hospital. Se dijo apenado e informó que preguntaría en farmacia para cuando llegaría la insulina y si no, se lo comprarían externamente y hasta se lo llevarían a su casa.

“No le dije nada Silvia, de que yo ya había ido a preguntar (…) El administrador tomó su teléfono y llamó de su oficina a farmacia y preguntó sobre la insulina (…) La responsable le dijo que si había y que inmediatamente la enviaría  a su oficina (…) Ahora mi pregunta Silvia es, ¿Desde cuándo me la están negando?”.

Alertada la delegada de la CEDH, dio fe de la mala saña del personal, quien se encuentra escondiendo la medicina a los enfermos, a lo que le solicitó a Luis interponer la queja formal ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por ser un delito flagrante por parte del personal del Hospital Regional de “Alta” Especialidad en Veracruz.

Inconcebible y nefasta acción, que pone en riesgo la salud de los pacientes que visitan dicho nosocomio.  Saltan muchas preguntas a esta infortunada acción:

¿A cuántas personas les estarán negando el medicamento? Existen enfermos que viajan largas horas desde sus comunidades –pese a estar enfermos- para poder abastecerse de insulina.

¿Será ésta la causa por la que enfermos de cáncer no han podido acceder a sus quimioterapias?

¿Quién estará haciendo negocio con las medicinas del sector salud?

¿Estará de acuerdo el director general, Sócrates Gutiérrez Castro del evidente hurto que se está cometiendo en el nosocomio a su cargo?

¿Será que la orden de esconder el medicamento viene del propio secretario de Salud, Roberto Ramos Alor y por ello no le interesa dar solución al problema?

Inaudito, inverosímil y deplorable. Indudablemente la corrupción que persiste en el gobierno de la 4ª Transformación, es palpable y evidente. Pese a la máxima de Andrés López Obrador de “No mentir, no robar, no traicionar”, en Veracruz, se pone de manifiesto que existe un lacerante abuso de poder de quienes están enquistados en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez. Nada ha cambiado. Los veracruzanos se sienten arrepentidos de haber apostado a un cambio, que hasta el  día de hoy no ha llegado.

Desafortunadamente pese a las miles de denuncias, el gobernador del estado veracruzano, se las pasa por el arco del triunfo y ha permitido todo tipo de actos de corrupción por parte de sus subordinados con cargos “fifís” y mucha “hambre” para enriquecerse ilícitamente.

El aire huele a sangre

Viernes, 15 Marzo 2019 17:39

Veracruz, la plaza más sangrienta de todos los tiempos. La incertidumbre invade a cada ser humano que habita ésta entidad, quienes ven la infructuosa y nula acción de las fuerzas policíacas por mantener el orden. Cuitláhuac García Jiménez, sujeto que se ostenta –al menos en membrete- como gobernador del estado de Veracruz, el 08 de enero del año en curso, “denunció” ante los medios de comunicación nacionales que en la entidad existía la ‘operación’ de seis cárteles pero tres –CJNG, Zetas y Del Golfo- son los que se encuentran liderando al resto.

Su falta de experiencia en algunas secretarías y direcciones nos está costando tanto pérdidas económicas, como humanas. Según “Alto al Secuestro” el estado de Veracruz, es la tercera en la nación que mantiene la mayor incidencia de plagios en el país. Tan sólo en el mes de febrero de este año, el estado tuvo 57 carpetas de investigación abiertas sobre este delito. Según advirtió la activista, Isabel Miranda de Wallace, en Veracruz se están cometiendo un promedio de dos secuestros al día.

El territorio veracruzano se encuentra en ‘foco rojo’ no tan sólo en secuestros, sino en inseguridad en general. Corre la sangre, corre la incertidumbre, corren los asaltos tanto en la calle como es sus propias residencias. Lo que se vivió el día de ayer en Tierra Blanca es el reflejo  de los ‘usos y costumbres’ del crimen organizado. La tensión entre los habitantes se vio reflejada en las redes sociales. Una situación fuera de control por parte de los elementos de la Fuerza Civil y Policías Estatales. Se aprecia como los integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) superan en estrategia, en armamento a la Secretaría de Seguridad Pública quien es la encargada de devolverle la paz a la entidad.

El secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado y el director general de la Fuerza Civil, Jorge Luis Pescador Tirado, encabezaron hace apenas dos días, el decomiso de un campamento ubicado en el rancho ‘La Chincheta’ en el  municipio de Tierra Blanca, presuntamente del CJNG. En el lugar incautaron tres armas largas, un arma corta, un chaleco balístico, un casco táctico tipo Kevlar, una granada de fragmentación, indumentarias con las insignias del CJNG, dos camionetas y una motocicleta. Ésta la causa del enfrentamiento que se originó la noche de ayer.

El enfrentamiento vino acompañado también con el mensaje celado de la delincuencia organizada. Por lo menos cuatro narcomantas fueron instaladas en diferentes puntos de la conurbación, donde advertían sobre la supuesta complicidad del director de la Fuerza Civil, Jorge Luis Pescador Tirado con la organización delictiva Los Zetas.

“Pero tú Pescador cómo bien lo sabemos apoyas a los ZETAS en la zona norte y usted Secretario está apoyando todo esto, pues ahí estaba viendo como robaban. A partir de hoy ustedes 2 son los responsables de lo que pase en estado, por qué ya no les daremos la vuelta ahora si les pelearemos, por qué ya es personal su guerra contra nosotros, a los que secuestran y matan inocentes que les pelean. Me mataron a 3 elementos que se entregaron a su gente y les hicieron su película para matarlos de forma cobarde (…) así que pónganse bien vergas por qué nos vamos a morir muchos” CJNG.

Incierto es para veracruzanos la situación que se vive. La ingobernabilidad es evidente y mientras tanto la ciudadanía se encuentra en medio de las balas provenientes de las ‘fuerzas del orden’ y la delincuencia mejor organizada que la SSP. La incertidumbre ronda, se instala en cada uno de los ciudadanos que tienen que realizar su cotidianidad en medio en la total indefensión. No existe forma de sentirse tranquilos, no existe forma de tener la seguridad de regresar a casa sano y salvo por la guerra que existe entre los ‘malos’ y las fuerzas policíacas.

Se acabó la paz y tranquilidad que caracterizaba a Veracruz. Cuando el puerto tenía vida a cualquier hora del día. Cuando la gente podía salir a pasear hasta entrada la madrugada y la presencia multitudinaria podía verse en cualquier rincón de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. El puerto jarocho tenía vida y algarabía a cualquier hora del día. Cuando no tenías miedo, cuando podías transitar solo por el bulevar, lugar que estaba repleto de personas que disfrutaban del mar, sentados en la barda perimetral de los 18 kilómetros de bulevar que hay entre los dos municipios urbanizados. Cuando éramos la envidia de muchos. Hoy el turismo internacional se reprimido a nada. Hoy solo nos visitan los delincuentes de otros estados, pues saben que en Veracruz se puede delinquir con la complacencia y protección de la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública.

#NadaQueCelebrar

Viernes, 08 Marzo 2019 17:43

Hoy es el Día Internacional de la Mujer. Hoy es el día de recibir por doquier una felicitación, donde nos enaltecen como “guerreras”, “luchonas”, mujeres de “luz y fuerza”, mujeres “sororas”; en fin, una serie de sinónimos que intentan glorificar al género. Lo cierto es, que pese a la miles de felicitaciones que el día de hoy se reciban, la cruda realidad de la circunstancia que nos envuelve es bastante crítica. Un contexto machista, misógino y por esta causa, miles de mujeres están siendo vulneradas y asesinadas por la ola de violencia imperante en el país y en mi bello estado veracruzano. El gobierno de la 4ª Transformación ciego y sordo. Haciendo uso del “poder” solo para beneficio personal. Viajando en camioneta de “fifí” y ganando un salario que lastima a los habitantes de nuestro estado, mientras se niega a actuar ante miles de feminicidios que se han perpetrado en los últimos 100 días.

Hay muchos sectores con mayor incidencia de violencia en contra de las mujeres a semejanza de otros. Pero al final, no existe ni uno sólo donde el éxito de las féminas, no vaya acompañado con la versión discriminatoria: porque es “oportunista”, “zorra” y demás términos que la desprestigian. Jamás es considerado ni por gracia, que sus logros sean a causa de sus capacidades, de su tenacidad, de su inteligencia.

Los feminicidios señores políticos no es una “moda” ni un hecho aislado. Ni tampoco la Alerta de Género, el cual ningún sistema político –por muy “transformador” que se diga”- está haciendo uso para erradicar la violencia en contra de las mujeres.

Todas de una y otra manera, hemos tenido que soportar la misoginia y la patanería del género opuesto. No estamos exentas de personas con poco valor y autoestima, que creen que por el hecho de tener un aparato reproductor prominente, les da el derecho de amedrentar, sobajar, discriminar y pisotear a la mujer. En todos los ámbitos se da, en todos los terrenos existen hombres tan pequeños de cerebro, tan pequeños de ética y civilidad, que se piensan superiores a nosotras. Hombres que de alguna u otra manera, desprestigian a otros hombres, que son empáticos con la lucha de las mujeres.

Desafortunadamente en la actualidad los partidos políticos se han entrometido en temas relevantes para las mujeres. Se entrometen sobre el derecho a la libertad de elegir. En este momento preciso, la Cámara de Senadores en San Lázaro, se encuentran debatiendo en abrogar la penalización del aborto. Panistas, priístas, perredistas y hasta legisladores morenistas conservadoras como Lilly Téllez, absolutamente retrógrados, apoyando a la secta religiosa –la católica- donde se han presentado crudos casos de violación a niñas y niños, mujeres a las cuales les ha realizado abortos clandestinos al resultar embarazadas por altos clérigos. Sujetos “servidores” de Dios, que promueven la pornografía infantil. Una religión que por un lado  se unen para decir: “No a la despenalización del aborto” y “Si a la Vida” en campañas hipócritas, sin sentido y por otro, realizan las más abominables acciones en contra de otros seres humanos.

El día de hoy, solo nos resta reestructurarnos. Levantarnos y continuar exigiendo el derecho propio y el de las demás. Muchas mujeres han muerto en la causa. Muchas mujeres han luchado durante décadas para empoderarnos en este planeta “de machos”. En memoria de ellas y aportando mi pequeño grano de arena, donde exijo con convicción el hacer un mundo equitativo, inclusivo; donde todos, absolutamente todos, tengamos la libertad de pensamiento, de desarrollo, de éxito y poder decidir en pro de nuestro beneficio. Donde la despenalización del aborto sea una realidad para muchas mujeres que se ven envueltas en el abuso sexual.

Me alegra haber nacido mujer, y saber por enseñanza tanto paterna como materna,  nuestros derechos son inherentes, como cualquier ser humano. Gracias padres, por haberme hecho una persona libre. Soy su reflejo.

20 millones de pesos que el gobierno del estado se ahorró en una de las fiestas más controversiales del puerto de Veracruz. El Carnaval, representa para los oriundos de ésta ciudad, un flagelo, una agresión e intolerable celebración que sólo deja las calles del puerto con lo olor a orines, a heces fecales, a alcohol, basura, jardineras y árboles destruidos y asaltos. La autoridad no ha podido –o no ha querido- poner límites. La autoridad es la que permite que dentro de la fiesta más importante del municipio de Veracruz, corra al alcohol y las drogas. La gente se embrutece y enloquece. La gente saca lo peor de su persona y lo demuestra públicamente. Llevan a cabo de manera literal, la fiesta de la carne y posteriormente se santiguarán en Semana Santa de todos y cada uno de sus “pecados”. Así es éste sistema desequilibrado social.   

Los excesos y la violencia visual impiden que la gran mayoría de los habitantes porteños sientan atracción por las fiestas carnestolendas. Es pequeño o grande contexto, pero para muchos lo que se vive ahí, es tan negativo que prefieren abstenerse asistir a cada uno de sus eventos. El riesgo es mucho. Si no te roban los de elementos de Tránsito con sus grúas al llevarse autos que minutos antes ellos mismos dieron la anuencia al automovilista para que se estacionara y una hora después, son arrastrados hacia algún corralón en donde el recuperar la unidad, te cuesta dos mil pesos –más aparte la infracción-; te robará el delincuente, ya sea tu auto, tus pertenencias, tu tranquilidad. Realmente asistir a los paseos del Carnaval es bajo tu propio riesgo.

Afortunadamente hoy acaba. Se termina el problema que para muchos es trasladarse a sus trabajos por el tráfico que se genera al cerrar totalmente una de las vialidades más importantes de la conurbación Veracruz-Boca del Río. Porque aunque usted no lo crea y pese a que las dependencias paralizaron sus actividades lunes y martes, muchos sectores no dejaron de laborar de manera cotidiana. Por lo cual, para muchas personas que tienen que llegar a sus trabajo en tiempo y forma, está “fiesta” es una pesadilla.

Ramos Alor como Chedraui: La familia está de acuerdo

Los casos de nepotismo en el gobierno estatal es un tema por demás controversial. Una situación muy mal vista y sobre todo, porque uno el propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ha anunciado como actos de corrupción por parte de quienes se encuentran desempeñando un cargo público, que incluyan dentro de sus dependencias a familiares directos o hasta de tercer grado.  El día de ayer, el portal de noticias Plumas Libres, hizo pública una denuncia en contra del secretario de Salud (SESVER), Roberto Ramos Alor, quien habría incurrido en corrupción al colocar a sobrinos de primer grado y hasta su pareja sentimental dentro de los puestos más relevantes en la dependencia que él dirige.

La negación de este hecho fue casi inmediata por parte del funcionario, quien manifestó desconocer a su sobrino [hijo de su hermana, Ninfa Ramos Alor], Marco Antonio Saviñon Ramos [quién no cuenta con el perfil pues estudió Ingeniería Química] pero eso no le impidió para que fuera impuesto como director de Sanidad Internacional. Quienes lo denuncian, son los propios Especialistas que laboran en la propia secretaría y que al parecer, fue de manera anónima.

Sobrinos de primer grado y hasta su pareja sentimental, se encuentran incrustados dentro de la nómina del titular de la SESVER. Regina Córdoba Díaz –sobrina de Ramos Alor- es la directora del Hospital de Oluta [hija de su hermana Regina Celia Díaz Alor]; su sobrina, Amalia Córdoba Díaz [hija también de su hermana Regina], ostenta una dirección dentro de la Secretaría de Salud, en la capital xalapeña; su sobrina Guadalupe Jiménez Yeladaqui, es subdirectora del hospital comunitario en el puerto de Coatzacoalcos, esposa de Simón Roberto Saviñón Ramos [hermano de Marco Antonio e hijo de su hermana Ninfa Ramos Alor] y a él, lo asignó como subdirector de la Jurisdicción Sanitaria número XI en el puerto de Coatzacoalcos.

También la Secretaria del Trabajo del gobierno del estado, Guadalupe Argüelles Lozano, quien había impuesto como jefa de Departamento Jurídico y de Amparos, a su hija, Quetzalli Cárdenas Argüelles. Dicho nepotismo fue denunciado por el “súper delegado”, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, quien tuvo conocimiento, luego de que circulara un audio en dónde la secretaria del Trabajo, anunciara sobre el puesto que le iba a dar a su hija. El gobernador del estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, declaró que la titular de la Secretaría del Trabajo, aceptó sobre su intención celada de incrustar a su hija dentro de la dependencia a su cargo, pero que él mismo le “aconsejó” desistir, pues la ley se lo impedía. Y si no la hubieran “cachado”, seguro la señora ahora tendría de subordinada a su propia hija.

La pregunta de los 40 mil:

¿Cuántos casos similares existirán en el gobierno de la 4ª Transformación en el gobierno de Cuitláhuac García?

¿Les costará mucho trabajo acatar las órdenes del presidente de la República y no caer en prácticas priístas y panistas, que tanto criticaron cuando éstos gobernaban?

Fanny Yépez: ¿La Gina de Cuitláhuac García?

En el gobierno de Javier Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Yunes Linares, era usual que los encargados de difundir las actividades del gobierno del estado vieran a la prensa veracruzana por debajo del hombro y tomaran actitudes deplorables y faltas de educación; convirtiendo en un literal viacrucis informar para los representantes de información críticos, por el bloqueo y censura que orquestaban en su contra.

Se supone que en el gobierno de Cuitláhuac García dichas prácticas se iban a acabar y habría un respeto cordial del gobierno con la prensa. Al menos a una servidora eso le manifestó el ejecutivo estatal, dijo que no toleraría por parte de su personal a cargo la violencia gubernamental en contra de los medios.  

Desafortunadamente, cambios no ha habido muchos, sobre todo, por parte de la señora Estefanía Yépez de Mendiola, mejor conocida como Fanny Yépez, quien es la segunda a bordo de la dirección de Comunicación Social de Gobierno del Estado de Veracruz. Subordinada de Iván Joseph Luna Landa; pero donde la señora no deja de incurrir en actos desleales en contra de la prensa –prácticas que tanto criticó en administraciones anteriores con su portal de noticias Imagen Siglo XXI-. Su bloqueo y censura a una servidora es evidente. Su molestia surgió luego de que a través de su portal de noticias informó sobre una encuesta en donde ponían al mandatario estatal como un gobernador con alto puntaje de aceptación entre la población veracruzana.  https://www.imagensigloxxi.com.mx/

Una servidora la contactó para solicitarle el acercamiento con la encuestadora y conocer a detalle el universo de la misma, luego de que eran inverosímiles los resultados.

“Me gustaría contactar a la encuestadora, porque me parece ilógico que hayan publicado sobre que el gobernador tenga tanto puntaje de aceptación en la ciudadanía, cuando de antemano sé, que la gente está muy decepcionada del proceder de su gobierno por la inseguridad que actualmente se padece” le argumenté.

Y le dije que me parecía un tanto criticable que ella en su portal de noticias Imagen Signo XXI lo haya dado publicado, pues ella trabaja en el gobierno del estado. Inmediatamente me llamó y me dijo: “Silvi, ese portal no es mío, no sé por qué dices eso (…) Yo solo fui directora general pero no es mío (...) No te puedo decir de quién es porque no puedo hacerlo”. Entendí que la finalidad de negar que el portal de noticias fuera suyo, es para tener la posibilidad de obtener un jugoso convenio cobijado por ella misma; pero el hacerlo, cabría un conflicto de interés casi inherente. Por ello, su interés de cortar cualquier tipo de relación de propiedad con dicho medio, fue hasta gracioso.

Derivado de ese detalle, la señora Yépez se ha enemistado al parecer con la columnista y ha limitado toda comunicación. Hace un día y medio, solicité el envío de información de las actividades del señor gobernador a la redacción del portal de noticias AGN Veracruz y simplemente (pese a que los lee) ignora mi comunicación.

Desafortunadamente en su pequeño resquicio de poder, lo está utilizando para censurar, bloquear y violentar a los medios de comunicación muy al estilo de Georgina Domínguez Colío. Espero que su paso por esa importante área no se convierta en una zona de oportunidades para su persona y tenga el gusto de acumular dinero también en cajas de Huevo. Y si no le gusta que la critiquen, pues que no se alquile.

Agradezco de antemano la respuesta del titular del área, quien tuvo que ser quien atendiera mi solicitud. Esperemos que la actitud de la señora Yépez no haya convertido para Iván Yoseph en el monstruo de las mil cabezas. Me encanta la 4ª Transformación con priístas acérrimas incrustadas en los puestos más relevantes.

Página 1 de 48