Lunes, 23 de May de 2022

Fuera de Foco

Trizas las aspiraciones de Nahle
Silvia Núñez Hernández

Columna Sin Nombre

Antonio regresó a casa y merece respeto
Pablo Jair Ortega

Buenos Días Veracruz

La gota que derramo el vaso
David Varona Fuentes

Informe Rojo

No cuida al pueblo pero sí a los criminales
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

México en manos de delincuencia organizada
Manuel Carvallo Carvallo

Columna Invitada

"Servir o servirse"
Columna Invitada


  • Por haber estado en contacto con trabajadores enfermos

Denuncia grupo empresarial proveedor del IMSS despidos injustificados por COVID-19

  • Denunciantes trabajaban para Medi Care Group, encabezado por el empresario Yurlov Alexei Pichardo Luna y sus hermanos Héctor y Carlos Norberto
Sábado, 15 Enero 2022
  • Por:  Rebeca Solano
IMSS IMSS Internet

Empleados de un grupo empresarial que es proveedor del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denuncian despidos injustificados, tras haber dado positivo a pruebas de COVID-19 o por haber estado en contacto con trabajadores enfermos.

Denunciantes trabajaban para Medi Care Group, encabezado por el empresario Yurlov Alexei Pichardo Luna y sus hermanos Héctor y Carlos Norberto. Al grupo pertenecen las razones sociales Medica D S.A. de C.V. y Minaric S.A. de C.V., que han obtenido contratos millonarios con el IMSS mediante prácticas ilegales para proveer al Instituto de equipo COVID a lo largo de los casi dos años que lleva la pandemia en México.

El documentó al menos cinco casos de empleados que fueron removidos de sus puestos de trabajo por haberse enfermado en lo que ya es considerada la cuarta ola de contagios de coronavirus. Los trabajadores, que hablaron a condición de anonimato, señalaron que un total de 12 compañeros han sido despedidos. 

Afectados señalaron que laboraron para Medi Care Group desde el año pasado sin haber firmado contrato, sin seguro social y sin equipo sanitario de protección, aun cuando su trabajo consistía en instalar equipos en hospitales que atendían a pacientes con COVID. Explicaron que primero se les dejó de pagar desde el 15 de diciembre y luego se les notificó su baja.

Desde el comienzo de la pandemia, el gobierno federal estableció que nadie puede ser despedido de su trabajo con motivo de su “estatus COVID-19”; hacerlo es considerado discriminación y una violación a los derechos laborales de los trabajadores.

Este medio envió un correo electrónico a las cuentas del proveedor del IMSS para solicitarle un posicionamiento frente a las acusaciones de sus empleados, pero, hasta el cierre de esta edición, los mensajes no fueron respondidos.

“El 11 de diciembre empezaron algunos de mis compañeros con algunos síntomas, y como éramos un grupo que estábamos regularmente juntos, empezamos a pensar que obviamente varios íbamos a salir contagiados; aún así, con todo y los síntomas que tenían mis compañeros, los hicieron que se presentaran a laborar, hasta que nos realizamos las pruebas, y ahí la mayoría de los casos salieron positivos; algunos no tuvieron ni siquiera la posibilidad de hacerse la prueba porque, como retuvieron salarios y no había apoyo en absoluto para que nos realizáramos las pruebas, hubo compañeros que se sabía que tenían COVID porque tenían los síntomas muy severos”, comenta Luis, nombre elegido por él para cuidar su identidad. 

En seis meses visitó hospitales en Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Aguascalientes, Chiapas y Yucatán, sin que su empresa le proveyera de equipo de protección y sin la certeza de tener seguro social.

Valora este artículo
(0 votos)